Algunas curiosidades sobre los gatos.

Patricia | 23/04/2013

Los gatos son probablemente uno de los animales que puede ser o muy querido o todo lo contrario. Tienen fama de independientes y vengativos, pero en realidad la mayoría de las veces demuestran fidelidad y cariño a su manera. Tenemos la manía de compararlos con los perros y nos equivocamos, ya que son dos tipos de mascotas diferentes.

Bengal Cat attentive looking

Es posible que los gatos sean uno de los animales más curiosos, debemos estar muy atentos a su manera de actuar, seguro que te sorprenderán. Podemos enumerar algunas de ellas:

  • Si un gato te lame las manos, te toma como uno de los suyos al que hay que acicalar.
  • Cuando un gato esta tumbado boca arriba es que se siente con confianza ya que en esa postura no se puede defender.
  • Los que comparten su vida con gatos, viven con menos estrés y tienen menos probabilidad de sufrir ataques al corazón.
  • Para el gato el lugar donde vive es su casa, un lugar donde comparte el espacio con los humanos.
  • Cuando un gato se frota con una persona está marcando su territorio.
  • El sonido conocido como “miau” solo lo utilizan para comunicarse con los humanos. Cuando se quieren comunicar con otros de su raza, no utilizan este tipo de sonidos.
  • La manera de saludar de un gato es estirar la cola y mantenerla totalmente erguida.
  • Los gatos son más obedientes a las mujeres debido a que su tono de voz es más agudo.
  • Los gatos que tienen en su pelaje tres tonalidades de color o más siempre son hembras.
  • Duermen alrededor de 16 – 18 horas diarias, aunque siempre están atentos a cualquier situación.
  • Una de sus cualidades es la excelente calidad de visión nocturna.
  • Siempre que comen, los gatos inmediatamente se lavan.
  • Los gatos andan y corren moviendo cada vez las patas delantera y trasera del mismo lado. Muy pocos animales tienen esta facultad, entre ellos la jirafa y el camello.
  • El ronroneo no es una manera de llamar la atención, es una forma de tranquilizarse a sí mismos.
  • Los gatos odian el olor a las frutas cítricas.
  • No deben comer nunca chocolate, ya que es tóxico, igual que para los perros.

Estas son solo unos ejemplos de las muchas características propias que tienen estos pequeños grandes felinos.

Patricia
Google+ : Patricia

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *