Saltar al contenido

Alquiler de perros para pasear

29/05/2009

fotos-alquiler-de-mascotasEn Japón, según dice el diario español La Vanguardia, es donde se dan los índices de sentimiento de soledad más elevados del mundo, la expresión animal de compañía parece adquirir el significado de un servicio de acompañante. Desde que Puppy the World abrió sus puertas en noviembre de 2003 en Odaiba, en pleno furor nipón por lo perruno tras una exitosa campaña de publicidad, sus responsables apostaron por alquilar perros por horas.

Por 1900 yenes (12 euros) la hora se puede alquilar un perro en el selecto establecimiento “Puppy the World” de la isla tokiota de Odaiba, que cada fin de semana acoge una auténtica procesión de mascotas seguidas de sus orgullosos dueños.

“Empezó como un servicio para gente que quería tener perro pero no se lo podía permitir; bien porque estuviesen prohibidos en su edificio, bien porque su familia no les dejase meter una mascota en casa”, ha explicado Hiromi Maeda, representante de ese establecimiento. El negocio fue evolucionando y al reclamo de este “perro con contrato temporal” acudieron personas que buscaban pasar un rato agradable y olvidarse de su rutina sujetando una correa de uno de estos especialistas del paseo.

El precio de una hora con uno de los mejores amigos del hombre ronda los 1.900 yenes (unos 12 euros), aunque desde hace seis meses se ofrece una tarifa de 10.500 yenes (casi 66 euros) por un día completo, noche incluida en casa del cliente.

“Hay familias que se encariñan con el animal. Vienen una y otra vez para estar con él. Por ello decidimos ofrecer a los interesados la posibilidad de llevarse el perro a su domicilio”, comenta Sachio Wakano, encargada de los alquileres. Esta imagen, no obstante, choca con la de los clientes molestos porque el perro no coopera, especialmente si es pequeño.

“Recomiendo siempre perros medianos y hasta un poco grandes, sobre todo cuando hay niños. Los animales más pequeños sacan sus malas pulgas cuando se les toca demasiado pero los más grandes son más manejables. Aunque todo depende de la relación que establezcan perro y cliente”, ha aclarado Wakano. Sin embargo, los japoneses prefieren los perros pequeños, especialmente los chihuahuas de origen mexicano.

Según comentan en la tienda, todo se debe a una campaña de publicidad de la empresa crediticia japonesa AIFUL, la que desató el boom nipón por los canes, en la que un ejemplar de esta raza encandilaba a un hombre de mediana edad y le impulsaba a pedir préstamos para pagar diferentes caprichos.

Lavados, peinados e incluso vestidos

En Puppy the World, hay alrededor de 60 perros para alquilar pero cada uno hace un máximo de dos salidas diarias, con lo que es fácil que no haya canes disponibles si no se reserva con antelación, sobre todo los fines de semana. Una vez dentro de la tienda, el cliente puede escoger el ejemplar que más le guste tras echar un vistazo a fotos colgadas en la pared, en las que cada animal muestra su mejor cara a fin de ser el elegido. Antes de salir se ponen de punta en blanco. Los lavan, peinan y los más frioleros son vestidos con algún abrigo cuando el tiempo así lo exige, para evitar que un resfriado los deje fuera de combate.

La vida profesional de estos canes empieza a partir de su primer año, pues aseguran que antes es demasiado estresante, y suelen jubilarse a los cinco o seis años de edad.

Una vez retirados, viajan a una residencia en Chiba, provincia situada al sureste de Tokio, y los más afortunados continúan meneando el rabo por amor al arte, aunque ahora ya como mascotas de una sola familia.

Esta idea tambien la han desarrollado también en Estados Unidos, la empresa FlexPetz por una cuota anual de $99.95, un pago mensual de $49.95 y un cargo de $39.95 diarios por visita (con un descuento a $24.95 de domingos a jueves), actualmente está disponible en Los Angeles y San Diego y planea abrir otros locales en San Francisco el próximo mes, Nueva York en septiembre y Londres, para finales de año.