Saltar al contenido

American Eskimo, raza de perros pequeños

25/01/2013
American Eskimo, raza de perros pequeños

Para los lectores que estén buscando perros pequeños, en esta ocasión vamos a hablar de los American Eskimo, una raza que desciende de la variedad Spitz de la zona norte de Europa.

American Eskimo, raza de perros pequeños

Origen del American Eskimo

En el siglo XIX, en Estados Unidos se hizo una selección de distintos ejemplares de varias razas traídos por colonos alemanes. De esta mezcla se originó el American Eskimo que conocemos en la actualidad.

La forma de extenderse fue gracias al circo conocido como Barnum and Bailey, que utilizaba a estos perros en algunos de sus números.

Características del American Eskimo

El Amerikan Eskimo entra dentro del grupo de perros pequeños. Fundamentalmente encontramos tres posibilidades de altura a la cruz que son las siguientes:

  • Variedad Estándar: los machos miden entre 38 y 48 cm y las hembras entre 35 y 45 cm.
  • Variedad Miniatura: los machos miden entre 30 y 38 cm, y las hembras entre 27 y 35 cm.
  • Variedad Toy: miden menos de 30 cm.

En cuanto al peso, podemos encontrar desde 3 a 18 Kg. Su promedio de vida se encuentra en torno a los 13 años, y cuentan con un carácter muy afectuoso además de que son muy inteligentes.

Se lleva fenomenal con los niños y bastante bien con otros perros. No necesita demasiado espacio, y tampoco precisa de cortes y cepillados especiales.

En cuanto a sus aptitudes, son buenos perros guardianes, son muy ágiles y obedientes. Incluso son utilizados en protección y detección de narcóticos.

Cuidados específicos

Se trata de un perro muy obediente, pero para ello es imprescindible pasar por un período de aprendizaje en el que tendremos que tener mucha paciencia. Es importante que seamos firmes desde el principio, ya que de lo contrario, pueden acabar convirtiéndose en perros muy independientes y desobedientes.

Los machos suelen tender a intentar dominar al dueño.

Hay que considerar que es un perro pequeño que disfruta de mucha energía, por lo que si no tiene con qué entretenerse puede acabar volviéndose muy ladrador y nervioso.

En cuanto a su pelo, deberemos cepillarlo una vez a la semana por norma general y dos veces semanales en épocas de muda, ya que de lo contrario se pueden formar nudos imposibles de deshacer.

Enfermedades habituales

En cuanto a las enfermedades a los que estos perros pequeños son propensos encontramos la malformación del cráneo que se basa en que su cráneo queda abierto al nacer, la hipoglucemia en el caso de la variedad Toy, problemas de debilidad en las articulaciones, monórquidos y criptórquidos.

No obstante, por lo general es un perro que disfruta de muy buena salud, y manteniendo unos buenos cuidados sumados a una dieta adecuada y ejercicio diario, no tenemos por qué tener complicaciones.