Saltar al contenido

Baño del Beagle

22/04/2016
baño beagle

El Beagle es un perro que no necesita de cuidados especiales en cuanto a su pelaje se refiere, con unos cuidados muy sencillos, podemos mantenerle en unas condiciones de higiene optimas que agradecerá tanto el perro como su entorno familiar.

Si bañamos nosotros mismos a nuestro perro Beagle, estrecharemos los lazos sentimentales entre ambos, además de que podremos detectar cualquier problema en su pelo o piel, como por ejemplo alguna herida, alguna infección de pulgas o garrapatas o cualquier otro problema que podamos detectar mediante una exploración física.

Cabe destacar que cambia mucho si un perro vive con nosotros en un piso, a un perro que vive en el exterior, pues este último deberá tener una sesión de baño con mayor frecuencia, pues las condiciones de estar expuesto al aire libre hace que el perro se ensucie con mayor frecuencia. Los Beagle son perros cazadores, y como tales, siguen a su instinto de cazador, por lo que puede darse el caso de que cuando salgas a pasear con él por el campo, se revuelque en el suelo donde haya excrementos o animales muertos en estado de descomposición, con el objetivo de camuflar su propia olor corporal y no ser detectado por sus presas (comportamiento de su instinto como cazador). Si ocurre esta situación, deberemos bañarlo de inmediato para desinfectarlo.

baño beagle

Baño del cachorro de Beagle

No es recomendable bañar a un Beagle cuando sea cachorro y no tenga todas las vacunas puestas, pues corremos el riesgo de que se constipe y su vida corra peligro. Los cachorros sin vacunar son muy sensibles y cualquier enfermedad puede dañar gravemente su salud.

Es lógico que cuando acogemos a un cachorro en nuestra familia, necesitemos bañarlo, pues muchas veces su olor corporal es muy fuerte y su estado de higiene es deficiente, por lo que si tenemos que bañar al Beagle cachorro sin que esté vacunado, lo mejor es acudir a un centro de peluquería canina profesional, donde se asegurarán de bañarlo correctamente y sobre todo de secarlo perfectamente para que no coja frío.

Acostumbrar al baño desde temprana edad es lo más recomendable, pues cuanto antes lo hagamos, antes se acostumbrará y será menos traumático para él. Lo que peor llevará el Beagle es el tema del secador, así que lo único que podemos es armarnos de paciencia y estar tranquilos.

Como Bañar al Beagle

  • Antes de proceder propiamente con el baño, pasaremos un cepillo por todo el cuerpo para eliminar el pelo muerto.
  • Después del cepillado, mojaremos al perro con  agua templada (ni muy caliente, ni fría) y enjabonaremos por completo su cuerpo evitando la zona de nariz, ojos y oídos (es importante tener especial cuidado).
  • Debemos utilizar un jabón especialmente indicado para perros, en tiendas especializadas podemos encontrar buenos productos que mantendrán su piel en estado óptimo.
  • Una vez enjabonado, dejaremos actuar unos minutos para enjuagar con agua todo el jabón. Posteriormente volveremos a dar un segundo enjabonado y aclararemos sin dejar ningún resto de jabón.
  • Procederemos a secar al Beagle, para ello envolveremos al perro con una toalla con el fin de absorber todo el agua posible, y después procederemos a secar con el secador de mano. Es importante utilizar aire templado, con el fin de evitar quemaduras en su piel. Este punto suele ser el más crítico, pues a los perros no les suele gustar el secador. Terminaremos cuando este totalmente seco sin humedad en su pelo.

Mantenimiento del pelaje

A modo de mantenimiento, es recomendable cepillar al Beagle 2 o 3 veces por semana su pelaje con un cepillo de cerdas naturales, con ello conseguiremos que su pelaje se mantenga limpio más tiempo, tenga brillo, y quitaremos el pelo muerto, con lo que reduciremos el pelo en casa que tanto molesta.

En épocas de muda, notaremos que pierde más pelo, esto es algo totalmente normal.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *