Saltar al contenido

Bilbao establece horarios para que las mascotas puedan ir sin correa

14/03/2011

perros-corriendoBilbao. La petición era clara y simple. Los propietarios de perros -Bilbao tiene censados alrededor de 25.000- y las asociaciones animalistas solicitaron el pasado mes de junio, como ya publicó DEIA, "espacios lo suficientemente amplios para que los perros corran y se relacionen". Dicho y hecho. El Ayuntamiento de Bilbao presentó ayer una medida que busca la "cohesión entre los usuarios de los parques". Se trata de una prueba piloto que establece horarios específicos para que el mejor amigo del hombre pueda pasear sin correas. Además, se delimitan 60.000 metros cuadrados de áreas de esparcimiento repartidos por los nueve grandes parques de la ciudad para que las mascotas corran sin ataduras.

No se trata de una decisión tomada a la ligera. Desde el pasado mes de junio, responsables del área de Salud y Consumo han realizado un concienzudo trabajo de conciliación entre las partes implicadas en esta problemática. Usuarios de las zonas verdes, dueños de perros, asociaciones protectoras de animales y el Ayuntamiento crearon una "buena sintonía" de trabajo con la que desarrollaron la iniciativa. La prueba piloto dará inicio el próximo día 1 de marzo en los nueve grandes parques de la ciudad: Miribilla, Eskur-tze, Amezola, Doña Casilda, Europa, Etxebarria, Azoka, Sarriko e Ibaieder. "Hemos procurado que haya uno por cada distrito", aclaró Sabin Anuzita, concejal del área.

El horario planteado es de 19.00 a 11.00 horas, entre noviembre y mayo, y de 20.00 a 11.00 horas, durante los meses de junio a octubre. Las zonas delimitadas para el disfrute de los animales no estarán valladas, sino que se acotarán de forma visual mediante señalizaciones informativas en cada uno de los parques, "para facilitar las tareas de limpieza de la zona y no crear guetos", indicó el responsable de Salud y Consumo.

Los propietarios de los canes deberán cumplir todos los términos de la ordenanza, en especial la recogida de excrementos. Para facilitar esta tarea, el Consistorio instalará un mayor número de papeleras con bolsas para la retirada de las heces y se llevarán a cabo diferentes campañas de sensibilización por parte tanto municipal como de las asociaciones y usuarios. Asimismo, los animales deberán estar bajo el control de sus dueños en todo momento. Una vez más, las razas consideradas potencialmente peligrosas deberán pasear atadas "por Real Decreto", explicó el edil.

Iniciativa proactiva Se trata de una iniciativa participativa desarrollada en todos los distritos de Bilbao donde se ha habilitado zonas de esparcimiento para que los animales puedan estar libres. "El Ayuntamiento ha buscado un marco de encuentro en el uso y disfrute de los parques en una época en la que el civismo y la educación tienen que estar en la mente de todos, porque todos debemos mejorar la convivencia en los parques", expresó Sabin Anuzita, concejal del área.

"Es muy importante apelar a la responsabilidad ciudadana para articular medidas como esta que permitan una convivencia sin problemas", matizó Gregor Romero, miembro de la Plataforma Animalista de Euskadi (PAE).

Asimismo, Anuzita recalcó que se trata de una propuesta "abierta" que será evaluada una vez transcurridos seis meses de su puesta en marcha, por lo que no se descarta la posibilidad de que tras el periodo de prueba se creen nuevos espacios, lugares de esparcimiento y se amplíen horarios. "Vamos a analizar la experiencia transcurridos los seis meses de prueba para hacer una valoración no solo del equipo de gobierno y de la oposición, sino con la PAE, las asociaciones vecinales y de los usuarios de los parques con o sin mascotas", señaló el edil. "Estamos convencidos de que la iniciativa va a ir bien y en positivo", pronosticó Burgues.

El área de Salud y Consumo, junto al de Seguridad Ciudadana y al de Obras y Servicios, han delimitado en cada uno de los parques la ubicación "más adecuada" para tener a los perros sueltos, atendiendo a diversos criterios, entre ellos, estar lejos de zonas de juego infantiles, de zonas deportivas y de paso y estar alejado de los portales de viviendas.

El Ayuntamiento trató de equilibrar las sensibilidades demostradas por los propietarios de animales y asociaciones, ciudadanía y las necesidades de los animales. Para ello, desde junio mantuvo distintas reuniones con estos colectivos. Incluso, técnicos del área recorrieron los parques para recabar información "directa" de los usuarios.

"Se han tomado muy en serio la propuesta, han visitado todos los parques para ver cómo se podrían establecer las zonas y han hablado tanto con las asociaciones, como con los propietarios y los vecinos", indicó Lorea Burgues, miembro de la PAE. "Valoramos muy positivamente esta iniciativa. Es importante la colaboración establecida para conciliar el derecho de convivir con un animal de compañía y el no hacerlo", recordó Gregor Romero, miembro de la plataforma.

La problemática El debate está sobre la mesa desde el pasado mes de junio. Los vecinos y las asociaciones animalistas solicitaron entonces una solución a la problemática que DEIA hizo pública. Los primeros en movilizarse fueron los propietarios de perros de Miribilla y Bilbao La Vieja que reivindicaron su derecho de disfrutar de sus mascotas y a que éstas realicen ejercicio físico. Frente a estos, se situaban los ciudadanos poco afines a los canes que reclamaban la posibilidad de no tener que compartir el espacio con las mascotas.

Los primeros, cansados de las multas que estaban recibiendo por pasear con sus mascotas sin atar, y los segundos, hartos de mezclarse con los canes en los parque municipales, iniciaron su particular batalla. Sin embargo, la sangre no llegó al río. Ambas partes, con el Ayuntamiento como mediador, optaron por la vía del diálogo para dar con una solución. La primera opción que se barajó fue la posibilidad de modificar la ordenanza de Tenencia de Animales y crear un horario en el que los perros pudieran pasear sin correa.

Después, los propietarios y asociaciones protectoras de animales plantearon habilitar unas zonas de recreo canicas en las que los 25.000 perros censados en Bilbao pudieran ejercitarse y relacionarse con otros animales y personas.

Publicado por Cuida Tus Mascotas