Saltar al contenido

Bóxer

02/01/2013
bóxer atigrado

bóxer atigrado

¿Estás buscando a un perro cariñoso, equilibrado, con el que los niños se lo pasen de primera? Si la respuesta es afirmativa, tenemos un candidato que cumple todas tus expectativas: el Bóxer.

Pero ¿no es una raza peligrosa? En absoluto, los Bóxer son una de las razas de perros más bondadosas y cariñosas que existen.  Entonces ¿por qué tienen esa fama? por la ignorancia de la gente de a pie y los medios de comunicación, que tildan a estos animales de  peligrosos, en lugar de a sus amos, que son los verdaderos culpables de la situación.

Dicho lo cual, vamos a conocer con mayor profundidad a esta maravillosa raza

Un poco de historia

Se cree que este simpático alemán, fue creado a partir de los cruces de varias de las razas de perros que existían en la parte central de Europa en el siglo XIX, el  Barenbeisser y el Bullenbeisser (muerde toros), al que debe gran parte de su aspecto actual.

Tamaño del Bóxer

Son perros de tamaño mediano y marcada musculatura, en los que se aprecia un moderado dimorfismo entre ambos géneros.

Las medidas ideales para los machos se fijan entre los 57 a 63 cm de altura y los 30 kilos de peso, estableciéndose para las hembras en 25 kilos de peso y de 53 a 59 cm de talla máxima.

Colores del Bóxer

Los únicos colores que se admiten por estándar del Bóxer, son el leonado y el atigrado, que pueden presentarse en diferentes tonalidades y con manchas de color blanco, si solo se encuentran en un tercio del cuerpo del perro.

Bóxer blanco

Tal y como podéis ver un poco más arriba, el estándar solo ve con buenos ojos a esos dos colores. ¿Por qué? porque el color blanco, a pesar de su gran belleza, es una mutación genética, a la que se asocian varios problemas de salud como por ejemplo, la sordera.

Es cierto que este tipo de mutación pueda traer en algunos casos ese pequeño problema, pero la mayoría de Bóxer que tienen este color de pelo, son animales perfectamente sanos.

 ¿Por qué se les ha dejado de cortar las orejas?

El corte de las orejas y el rabo en el Bóxer, se realizaba únicamente por motivos estéticos, ya que hasta hace no demasiados años, se consideraba que con este tipo de acción, los perros eran más atractivos.

Sin embargo, esta práctica ha sido erradicada en los últimos años, gracias al empeño de las protectoras de animales.