Cómo cuidar el pelaje de nuestro perro

José Valverde | 16/03/2013

Cada raza de perro tiene un tipo de pelo distinto, aunque por norma general deberá presentarse brillante e inodoro. En el caso de que se produzca un cambio en cuanto a apariencia quiere decir que existe algún tipo de desequilibrio que deberemos tener en cuenta.

Cómo cuidar el pelaje de nuestro perro

Causas de los problemas de pelaje en los perros

Dieta desequilibrada

Uno de los problemas por los que se pueden provocar esta situación es que al pelaje puede faltarle ácido linoleico. No obstante, no suele ser la razón más habitual, ya que los alimentos para perros suelen contener una gran cantidad de este elemento.

Aparición de seborrea

Otra posibilidad es que el perro tenga seborrea, decelerando el proceso de la maduración de las células de la piel. La seborrea hace que las células muertas se queden acumuladas, además de que con la combinación de distintos residuos y grasas irán apareciendo bacterias, algo que puede desembocar en infecciones.

Exceso de baños

Los perros no precisan de baños tan frecuentes como en el caso de los humanos, ya que si los lavamos demasiado a menudo acabarán perdiendo los aceites naturales de su pelo.

La edad del perro

Conforme un perro se va haciendo mayor, sus funciones corporales se irán ralentizando. Esto hace que los nutrientes y los aceites tarden más en llegar a la piel, dando ese aspecto desgastado y seco.

No cepillar lo suficiente nuestro perro

Algunas razas de perros necesitan ser cepilladas a menudo, algo que les favorecerá la circulación del aire por la piel y el pelaje. Por otra parte también estimula que las glándulas sebáceas segreguen grasa.

Los mejores consejos para cuidar el pelaje de nuestro perro

Añadir aceite a su dieta

El aceite es el mejor sistema para proporcionar el ácido linoleico necesario para nuestro perro. Los más indicados son los de cártamo, linaza y girasol. No tenemos más que mezclar estos aceites con la comida que nuestro perro todos los días. Dependiendo del tamaño del perro utilizaremos desde una cuchara de postre hasta una cuchara sopera.

Utilizar champú adecuado

En el caso de que nuestro perro sufra seborrea, tendremos que proceder a lavarlo una vez por semana con un champú indicado para este problema.

Cepillados frecuentes

Con los cepillados frecuentes conseguiremos que tanto la piel como los pelos muertos se eliminen. Estimularemos la producción de grasa y permitiremos que la piel de nuestro perro se oxigene mejor.

Empezaremos el cepillado en la zona de la cabeza y nos dirigiremos hacia la cola, realizando pasadas firmes y cortas. Seguidamente lo haremos a la inversa, es decir, a contrapelo.

Baños en el momento adecuado

En el caso de los perros que viven en exteriores, lo más normal es realizar un baño mensual. Sin embargo, en el caso de los perros que viven en interiores, por norma general se tiende a lavarnos con más frecuencia para evitar los olores.

No debemos utilizar nuestros geles y champús ya que cuentan con un pH distinto. Deberemos siempre adquirir productos especiales a través de nuestro veterinario de confianza.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *