Cómo dar a tu perro un baño

Patricia | 04/03/2015

Disfrutar de los perros como mascotas en una experiencia muy gratificante pero obviamente debemos seguir unas normas y unos hábitos de comportamiento para que la convivencia sea buena. Dentro de esas normas está la limpieza de nuestro perro por lo que de vez en cuando hay que bañarlos y en algunos casos no es sencillo por eso te comentamos cómo dar a tu perro un baño.

como dar un baño a tu perro

Los perros que viven en familia deben de mantener una higiene y dar olor a frescos y limpio y puede que conseguirlo no sea fácil pues a los perros en general no les gusta ni les emociona la bañera, es más en algunos casos pueden sentir verdadero temor.

Cómo dar a tu perro un baño si realmente tiene fobia al agua. Pues si tu perro es de tamaño grande, lo mejor será que se lo encargues a un profesional que sabrá manejarlo de forma más eficaz.

Pero si decides hacerlo tú, te daremos unos consejos de cómo dar a tu perro un baño:

  • Asegúrate de que el champú y acondicionador son los apropiados para tu perro. Puedes elegirlos por el tipo y color de pelo, pedir consejo al veterinario si tu mascota tiene algún problema en la piel o en el pelo. Nunca utilizar los nuestros pues el pH es inapropiado y puede dañarle. El acondicionador puede ser interesante si tu perro tiene el pelo largo.
  • Colócate una ropa cómoda y apropiada que pueda acabar completamente mojada.
  • Prepara todos los utensilios necesarios: el champú y el acondicionador específico, el cepillo, algodón para secar las orejas, mínimo dos toallas para secar.
  • Coloca una alfombra antideslizante en la bañera para ayudar a tu perro a guardar el equilibrio, pues si se resbala continuamente querrá salirse de la bañera porque se sienta aún más inseguro.
  • Si no dispones de alcachofa de ducha, podrías utilizar una regadera para realizar el aclarado o un cuenco grande para echarle el agua del enjuague por encima.
  • Llegado el momento, llama a tu mascota, quizás debas ofrecerle alguna golosina e incluso cogerlo y llevarlo tú mismo al baño. Cierra la puerta, pues si tiene posibilidad intentará escaparse.
  • Si tu perro es muy grande necesitaras que otra persona te ayude en la tarea.
  • Coloca una bola de algodón en cada oreja para que no le entre agua y retíralas cuando hayas acabado de utilizar el agua.
  • Asegúrate de que el agua esta tibia, ni demasiado fría ni demasiado caliente.
  • Mételo en la bañera y antes de comenzar con el baño, deja que el oiga correr el agua y comienza a mojarlo suavemente, primero las pezuñas para que pueda notar que no hay peligro.
  • Cuando notes que está un poco más relajado, comienza a mojar la zona de los hombros, continua por todo el lomo y la zona de la barriga. Aplica una cantidad apropiada de champú y extiéndelo masajeando con tus dedos para asegurarnos de que penetra en la piel
  • Deja la cara y la cabeza para el final y ten especial cuidado, es importante que te centres en la zona de la boca pues suele ensuciarse con las comidas.
  • Una vez conseguida una buena espuma y hayas masajeado lo suficiente, comienza con el aclarado. Es muy importante no dejar restos de jabón que podrían causar irritaciones posteriores.
  • Seca toda la humedad posible con las toallas e incluso utiliza un secador de pelo, abre la puerta y deja que corra por toda la casa.

Patricia
Google+ : Patricia

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *