Saltar al contenido

Cómo evitar que mi perro muerda las cosas

10/10/2013

Un problema muy frecuente que nos encontramos cuando acabamos de adoptar un cachorro es que le da por morderlo todo. Por esa misma razón, en el artículo de hoy vamos a dar algunos consejos que nos ayudarán a evitar que nuestro perro muerda las cosas.

 Cómo evitar que mi perro muerda las cosas

Mi perro muerde todo

Muchas personas se agobian cuando al adoptar un nuevo compañero ven que acaban destrozándolo todo. Este problema es mucho más frecuente en cuando se encuentran viviendo en casas o lugares cerrados.

Aparte del hecho en sí de jugar, los perros suelen morder las cosas cuando se encuentran estresados o aburridos. Por esta misma razón existen algunos trucos que podemos utilizar para evitar los estropicios.

Cuando es un cachorro el que tiende a morder las cosas, ya podemos saber directamente que lo que pretende es jugar y descubrir, por lo que lo único que tenemos que hacer es tener la suficiente paciencia y educarlo para que lo deje cuanto antes.

No obstante, si esto nos ocurre cuando tenemos un perro adulto que ya está acostumbrado a vivir con nosotros y que nunca antes lo había hecho, lo más probable es que esté pasando por un período de estrés, por lo que deberemos consultar con nuestro veterinario y analizar los posibles problemas.

Cómo evitar que mi perro muerda las cosas

Cuando el problema estriba en que se trata de un cachorro que lo que quieres jugar, lo que tenemos que hacer es educarlo para evitar que siga mordiendo las cosas. Por ello, un buen sistema es no regañar, pero cada vez que lo veamos mordiendo algo, rodearemos su morro con nuestros dedos para mantenerlo cerrado. Evidentemente hay que llevar mucho cuidado de no presionar en exceso para evitar hacerle daño, pero lo mantendremos así durante unos cinco segundos.

Esto no suele agradar mucho a los perros, pero sin duda es un sistema fantástico que deberemos utilizar cada vez que veamos que vuelve a morder algo. Veremos que en muy poco tiempo acaba por dejar esa costumbre.

Si nos encontramos con el caso de un exceso de estrés, el remedio será completamente distinto. En este caso, cerrar su boca no va a ser un sistema que nos funcione, porque la raíz del problema sigue existiendo.

En estos casos analizaremos si el perro pasa demasiado tiempo en espacios muy estrechos y solo, algo que suele expresarlos bastante. También es importante que le hagamos caso para que se dé cuenta de lo importante que es para nosotros. No obstante, en estos casos es más aconsejable consultar con nuestro veterinario y confianza.