Saltar al contenido

Cómo pasear a nuestros perros

20/03/2013
Cómo pasear a nuestros perros

En primer lugar, antes de proceder a empezar a pasear a nuestros perros es importante que tengamos en cuenta algunas premisas fundamentales. Es especialmente importante considerar el tipo de raza de que se trata, ya que cada una cuenta con unas características y necesidades distintas, por lo que deberemos adaptarnos a ellos.

 Cómo pasear a nuestros perros

Por qué es importante pasear al perro

Fundamentalmente existen dos razones por las que es importante sacar a pasear a los perros; un en primer lugar es importante sacarlos con una cierta regularidad con el objetivo de que puedan hacer sus necesidades, y por otra parte también es importante conseguir que se sientan bien y practiquen el suficiente en un ejercicio físico, además de poder entrar en contacto con otros animales.

En la mayor parte de las razas de perros tienen la necesidad de practicar una buena cantidad de ejercicio físico, aunque también es cierto que otras son más sedentarias.

Es importante tener en cuenta la raza de perro para saber qué tipo de ejercicio le conviene más y con qué frecuencia. Por otra parte, también deberemos estudiar el carácter de nuestro perro así como la posibilidad de la existencia de algún tipo de enfermedad que exija una preparación previa.

Por norma general, lo más aconsejable es que los perros que se encuentren viviendo dentro de hogares se saquen a pasear al menos durante dos horas repartidas en varias tandas a lo largo del día.

Consejos a la hora de pasear al perro

Es bueno intentar acostumbrarnos a realizar estas salidas a determinadas horas fijas, esto es especialmente importante para que puedan hacer sus necesidades sin problema.

Siempre debemos llevar encima un pequeño equipo de limpieza especialmente por si el perro decide defecar en una zona donde no esté permitido.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es que siempre deberemos sacar a pasear a nuestro perro utilizando la correa. Tan sólo podremos soltar al perro en el caso de que no presente agresividad además de que sea obediente y regrese cuando lo llamamos.

Por otra parte, hay perros que acosan a las personas que están practicando ejercicio físico, corredores y ciclistas, por lo que no deberemos dejarlo suelto bajo ningún concepto.

Otra consideración a la hora de soltarlo de la correa es que podremos hacerlo tan sólo en los lugares que estén habilitados para ello. Lo ideal es vivir cerca de alguna zona de campo y desplazarnos a ella, ya que a nuestro perro le vendrá fenomenal porque practicará un mejor ejercicio físico además de que se sentirá mucho más liberado