Saltar al contenido

Cómo sobrevivir a la adolescencia felina

11/03/2015

Todos los animales tienen distintas etapas según su edad: los juguetones cachorros, los revoltosos junior o adolescentes, los maduros adultos y los intolerantes senior.

En la edad de la adolescencia felina ocurre más o menos lo mismo que con los adolescentes humanos. Las situaciones en las que hasta el momento nos hacían gracia y de las que nos reíamos por ser cachorros, en este momento pueden hacerse detestables: son rebeldes, ariscos y huraños. En estos momentos debemos ser dueños tolerantes y mucho más comprensivos pues la situación lo requiere.

adolescencia felina

La castración en la adolescencia felina

Si esta medida tiene pensado tomarla, cuanto antes se realice mucho mejor. La castración se puede realizar antes de la pubertad entre los dos y seis meses, de ese modo evitaremos muchas de las situaciones provocadas por las hormonas de la adolescencia.

Los gatos en esta edad sienten la necesidad de marcar el territorio y esto lo hace exhibiéndose hasta una superficie vertical  y extremadamente peligrosa y sobre todo dejando un chorro de orina e incluso las heces por todos los lugares llegando a hacer la convivencia insoportable.

Las épocas de celo en la adolescencia felina

Las épocas de celo suelen durar entre 10 y 14 días y cuando llegan estas temporadas tendremos que comprarnos tapones para nuestros oídos porque estará todo el día y toda la noche manifestando sus sentimientos sin importar el volumen. Además las hembras se frotaran sobre cualquier cosa disponible y dejará chorritos de orina por todos los lados, así que o la encerramos en una habitación que se limpie fácilmente o hacemos lo más adecuado; la esterilización.

Qué hacer con las demoledoras uñas

Sobre todo en esta época nuestros amigos lo arañan todo con sus demoledoras uñas y lo peor es que ellos no distinguen entre las alfombras, el sofá o los muebles nuevos. Ellos quieren marcar sus propiedades y aflojar la sensación de que van a crecer las nuevas uñas.

Nosotros debemos proporcionarle rápidamente el utensilio apropiado de cuerda, sisal, corteza u otros materiales para que el gato afile sus uñas, cortar la largura de sus uñas cada dos o tres semanas, tener un poco de paciencia para que nuestra mascota utilice el arañador y no nuestros muebles. Seguro que en poco tiempo lo conseguirá.

Otra opción es amputarle las uñas, pero no siempre es aconsejable pues puede tener consecuencias en su carácter y comportamiento. Es una cirugía dolorosa,  una solución drástica, irreversible y debe dejarse como último recurso.

Comportamiento nocturno en la adolescencia felina

Aunque la creencia popular dice que los gatos son criaturas nocturnas, no lo son pero, en su edad joven su inquietud crece generalmente cerca del amanecer. Esta situación es algo innato pues un gato en libertad realiza sus rituales de caza en esos horarios. Para evitar que esto ocurra y nos despierte a horas intempestivas debemos realizar con él un juego de unos diez minutos que sea una réplica de las actividades de caza e inmediatamente después servir su cena. Será enormemente satisfactorio para sobrevivir en la adolescencia felina.