Saltar al contenido

Consejos a la hora de educar a nuestro perro

26/04/2013

Existen distintas órdenes que deben conocer nuestros perros para poder educarlos y de esta forma mantener la disciplina imprescindible dentro de nuestro hogar. Seguidamente vamos a dar algunos consejos a la hora de educar a nuestros perros centrándonos fundamentalmente en las órdenes y la forma de conseguir aumentar los conocimientos de nuestro compañero.

Consejos a la hora de educar a nuestro perro

El vocabulario imprescindible para el entrenamiento

Está claro que los perros no hablan nuestro mismo idioma, por lo que nos tenemos que centrar en algunas palabras y expresiones que son las que irá aprendiendo para poder avanzar en su educación.

No obstante, hay que tener muy en cuenta que los perros tienen una capacidad ilimitada para poder aprender vocabulario, pero siempre habrá que hacerlo paso a paso y sin agobiarlo.

Entre las primeras palabras que tendremos que ir enseñándole están las expresiones del tipo “siéntate”, “ven”, “aquí”, “quieto”, etcétera. Lo importante es que siempre utilicemos la misma expresión para una determinada orden.

Estas u otras variantes que queramos utilizar siempre serán muy positivas ya que de esta forma conseguiremos ir educándolos correctamente.

Cómo aumentar los conocimientos de nuestro compañero

Existen algunos consejos que debemos tener en cuenta a la hora de entrenar a nuestra mascota. Lo primero que debemos considerar a la hora de educarlo es que el perro absorberá mucho mejor la información en los momentos en que se encuentre relajado pero sin llegar a estar adormecido.

Por otra parte también puede sernos de gran utilidad utilizar algunos trucos como son los premios una vez que consiguen hacer lo que le pedimos. Para ello podemos utilizar desde alguna galletita a incluso una pelota de tenis, la cual lanzaremos en el momento en el que haya hecho correctamente su trabajo.

Por otra parte, si tenemos el elemento que le atrae en la mano, podremos conseguir mejorar su atención.

Por otra parte debemos buscar hacer un entrenamiento divertido, ya que es importante que se tomen la educación como un juego, de forma que conseguirán asimilarlo mucho mejor.

Por otra parte también hay que aprender a dejar de lado lo que hace mal pero siempre felicitar lo que hacer bien. Al felicitarlo, el perro sabrá que lo que está haciendo es correcto, y por ello tenderá a repetir dicho comportamiento. No obstante, si lo regañamos, lo único que podemos conseguir es agobiarlo y que pierda el interés.

Por ello es muy importante que seamos coherentes y sepamos que este proceso va a requerir bastante tiempo hasta que asimile las órdenes, para lo cual tendremos que armarnos de paciencia.