Consejos de higiene para los perros

José Valverde | 06/08/2013

En esta ocasión vamos a dar algunos consejos de higiene para los perros. Antes de nada, debemos tener en cuenta que la higiene y la salud van cogidas de la mano, ya que manteniendo una buena higiene podremos evitar muchas de las enfermedades habituales que padecen los perros domésticos.

Consejos de higiene para los perros

El baño de nuestro perro

Dentro de la higiene, uno de los elementos más importantes es el baño. Existen muchos tipos de productos que nos pueden ser de mucha utilidad para realizar un buen baño.

Además, hay que tener en cuenta que podemos optar por la limpieza del perro seco o utilizando agua junto a otros productos. No obstante, es importante que en cada caso analicemos cuáles son los productos más adecuados para nuestra mascota dependiendo del tipo de pelo y piel así como de la posible existencia de un tipo de enfermedad cutánea o alergias.

También cabe destacar que nunca utilizaremos, salvo algún caso excepcional, los jabones y champús que están diseñados para el uso humano.

Los ojos, las orejas y los dientes de nuestro perro

Aparte del baño en sí, también es importante cuidar la higiene de distintas partes de nuestro perro como son los ojos, las orejas y los dientes.

Por ejemplo, en el caso de los perros excesivamente peludos, suele hacerse necesario la eliminación de los pelos que se van acumulando en la zona del conducto auditivo, y en general en todos suele convenir eliminar la cera.

También hay que prestar especial atención a los ojos de nuestro perro, ya que en ocasiones pueden infectarse, lo que se traducirá en un enrojecimiento e incluso un exceso de segregación. En estos casos, lo más adecuado es lavar el ojo del perro con manzanilla y suero fisiológico.

También es importante considerar la higiene de los dientes de nuestro perro ya que de esta forma evitaremos que surjan problemas que puedan llevarlos a dificultades en el futuro. Por otra parte, unos dientes y boca sucia, son un caldo de cultivo para el mal aliento, por lo que si compartimos nuestra casa con nuestro querido amigo, puede convertirse en algo muy incómodo y molesto.

Por otra parte, si observamos que presenta algún tipo de dificultad al masticar o consideramos cualquier irregularidad como un cambio en el color de las encías, exceso de sarro, etcétera, es importante que nos pongamos en contacto con nuestro veterinario de confianza para que nos recomiende un dentista para perros que pueda ayudarnos a solucionar dichos problemas y a realizar un mantenimiento adecuado.

No olvidemos que, al igual que ocurre con nosotros, la higiene en los perros es esencial para que tengan una vida larga y sobre todo de gran calidad.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *