Saltar al contenido

Coprofagia, como evitarla

28/03/2009

<span class=La coprofagia es un comportamiento totalmente natural en el perro pero muy molesto y puede ser perjudicial para el perro, hay varios motivos por los que su perro puede ingerir sus heces:

-Para llamar la atención de sus dueños.
-Por ansiedad, aburrimiento, estres.
-Para intentar mantenerse limpios ya que en el lugar que vive nadie junta sus heces.
-Para tapar el olor de posibles predadores (conducta maternal).
-Porque están hambrientos.

Para evitar que lo haga hay que conseguir pillarle “in-fraganti” pero si lo hace en nuestra ausencia existe un producto en el mercado diseñado para esto, se llama DETER, es un tratamiento de 28 días (1 pastilla por día), que actúa dándole mal sabor a las heces y consiguiendo que deje de hacerlo, su precio oscila en unos 30€ aproximadamente.

Es importante conseguir eliminar este comportamiento pues sus propias heces y las de otros perros contienen agentes infecciosos que pueden enfermar a nuestro perro.

También hay recomendaciones casera como ponerle pimienta en las heces, pero eso ya es a gusto del consumidor, yo probé estas pastillas y me funcionaron.