Saltar al contenido

Descubren el origen de las arrugas de los perros shar-pei

19/03/2009


Un equipo de investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha descubierto el origen de la mucinosis de los perros shar-pei, una enfermedad hereditaria que causa las arrugas características de esta raza. La investigación, publicada en las revistas Veterinary Dermatology i Journal of Heredity, muestra como una alteración genética en estos perros multiplica la actividad de una enzima que provoca la producción en exceso de ácido hialurónico, la substancia que se acumula en la piel y genera los pliegues. Comprender este mecanismo molecular permitirá llevar a cabo programas de reproducción para mejorar la salud de los animales, puede ayudar a entender enfermedades humanas como la fiebre mediterránea o las mucinosis hereditarias, y amplia el conocimiento sobre los procesos de envejecimiento.

Los perros de raza shar-pei tienen características únicas. Se originaron en el sur de China hace más de dos mil años, con la dinastía Han, como perros de guardia y de pastoreo. Estuvieron a punto de desaparecer después de la revolución comunista de Mao Tse-Tung, pero un criador de Hong, Matgo-Law, envió a principios de los años 70 los últimos reproductores a Estados Unidos y allí se inició la recuperación de esta raza, considerada por muchos la más rara del mundo.

La raza se hizo popular en Europa y EEUU a partir de los años 90. Durante la recuperación de la raza las arrugas características de los antiguos shar-peis se potenciaron y aparecieron individuos con un marcado engrosamiento cutáneo y múltiples pliegues. Este aumento del grosor de la piel y la formación excesiva de arrugas constituyen una enfermedad denominada mucinosis cutánea hereditaria, caracterixzada por una acumulación de material mucinoso en la piel. Hasta ahora se desconocía el mecanismo que conducía a la creación de este depósito.

Un equipo de investigadores de la UAB, dirigido por los profesores Lluís Ferrer y Anna Bassols, ha descubierto los mecanismo de esta enfermedad. La mucinosis de los shar-peis es debida a una acumulación de ácido hialurónico (uno de los principales componentes de la substancia que llena el espacio entre las células de un tejido) en las estructuras cutáneas, que provoca también que estos animales presenten niveles elevados de ácido hialurónico en la sangre. Investigaciones realizadas con cultivos de células (fibroblastos) aisladas de la piel de shar-peis han permitido demostrar que la sínteis del ácido hialurónico se produce en cantidades anormalmente elevadas, a causa de un exceso en la actividad (sobreexpresión) de la enzima HAS2, una de las tres enzimas responsables de la síntesis del ácido en mamíferos. Ahora, los científicos trabajan en la localización precisa de la mutación genética responsable de esta alteración metabólica, en colaboración con los investigadores Armand Sánchez y Olga Francino, del Departamento de Ciencia Animal y de los Alimentos de la UAB, junto con los investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) Mia Olson y Kerstin Lindblah-Tod.

Los resultados tienen muchas aplicaciones prácticas. La raza shar-pei, a causa de la elevada co-sanguinidad, presenta numerosas enfermedades, muchas de las cuales son hereditarias. El conocimiento de las bases genéticas y hereditarias de la mucinosis permitirá diseñar programas de reproducción orientados a mejorar la salud de los animales. Además, esta raza es un modelo muy valioso para el estudio de enfermedades humanas, como la fiebre mediterránea o las mucinosis hereditarias, por lo que la investigación puede tener aplicaciones en la lucha contra estas enfermedades. Por otro lado, conocer los mecanismos moleculares de la mucinosis ayudará a entender mejor la biología del tejido que rodea las células, la matriz extracelular, y a comprender procesos como el reconocimiento entre las células y el envejecimiento.

En la investigación han participado los profesores del Departamento de Medicina y de Cirugía Animales y del Departamento de Bioquímica y de Biología Molecular de la UAB Lluís Ferrer, Giordana Zanna, Dolors Fondevila, Anna Bassols y María José Docampo. Los resultados de la investigación han sido publicados en las revistas Veterinary Dermatology y Journal of Heredity y se presentarán en el congreso mundial de dermatología veterinaria World Congress of Veterinary Dermatology WCVD6, que se celebrará a partir del próximo día 19 de noviembre en Hong Kong.Un equipo de investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha descubierto el origen de la mucinosis de los perros shar-pei, una enfermedad hereditaria que causa las arrugas características de esta raza. La investigación, publicada en las revistas Veterinary Dermatology i Journal of Heredity, muestra como una alteración genética en estos perros multiplica la actividad de una enzima que provoca la producción en exceso de ácido hialurónico, la substancia que se acumula en la piel y genera los pliegues. Comprender este mecanismo molecular permitirá llevar a cabo programas de reproducción para mejorar la salud de los animales, puede ayudar a entender enfermedades humanas como la fiebre mediterránea o las mucinosis hereditarias, y amplia el conocimiento sobre los procesos de envejecimiento.

Los perros de raza shar-pei tienen características únicas. Se originaron en el sur de China hace más de dos mil años, con la dinastía Han, como perros de guardia y de pastoreo. Estuvieron a punto de desaparecer después de la revolución comunista de Mao Tse-Tung, pero un criador de Hong, Matgo-Law, envió a principios de los años 70 los últimos reproductores a Estados Unidos y allí se inició la recuperación de esta raza, considerada por muchos la más rara del mundo.
La raza se hizo popular en Europa y EEUU a partir de los años 90. Durante la recuperación de la raza las arrugas características de los antiguos shar-peis se potenciaron y aparecieron individuos con un marcado engrosamiento cutáneo y múltiples pliegues. Este aumento del grosor de la piel y la formación excesiva de arrugas constituyen una enfermedad denominada mucinosis cutánea hereditaria, caracterixzada por una acumulación de material mucinoso en la piel. Hasta ahora se desconocía el mecanismo que conducía a la creación de este depósito.

Un equipo de investigadores de la UAB, dirigido por los profesores Lluís Ferrer y Anna Bassols, ha descubierto los mecanismo de esta enfermedad. La mucinosis de los shar-peis es debida a una acumulación de ácido hialurónico (uno de los principales componentes de la substancia que llena el espacio entre las células de un tejido) en las estructuras cutáneas, que provoca también que estos animales presenten niveles elevados de ácido hialurónico en la sangre. Investigaciones realizadas con cultivos de células (fibroblastos) aisladas de la piel de shar-peis han permitido demostrar que la sínteis del ácido hialurónico se produce en cantidades anormalmente elevadas, a causa de un exceso en la actividad (sobreexpresión) de la enzima HAS2, una de las tres enzimas responsables de la síntesis del ácido en mamíferos. Ahora, los científicos trabajan en la localización precisa de la mutación genética responsable de esta alteración metabólica, en colaboración con los investigadores Armand Sánchez y Olga Francino, del Departamento de Ciencia Animal y de los Alimentos de la UAB, junto con los investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) Mia Olson y Kerstin Lindblah-Tod.

Los resultados tienen muchas aplicaciones prácticas. La raza shar-pei, a causa de la elevada co-sanguinidad, presenta numerosas enfermedades, muchas de
las cuales son hereditarias. El conocimiento de las bases genéticas y hereditarias de la mucinosis permitirá diseñar programas de reproducción orientados a mejorar la salud de los animales. Además, esta raza es un modelo muy valioso para el estudio de enfermedades humanas, como la fiebre mediterránea o las mucinosis hereditarias, por lo que la investigación puede tener aplicaciones en la lucha contra estas enfermedades. Por otro lado, conocer los mecanismos moleculares de la mucinosis ayudará a entender mejor la biología del tejido que rodea las células, la matriz extracelular, y a comprender procesos como el reconocimiento entre las células y el envejecimiento.

En la investigación han participado los profesores del Departamento de Medicina y de Cirugía Animales y del Departamento de Bioquímica y de Biología Molecular de la UAB Lluís Ferrer, Giordana Zanna, Dolors Fondevila, Anna Bassols y María José Docampo. Los resultados de la investigación han sido publicados en las revistas Veterinary Dermatology y Journal of Heredity y se presentarán en el congreso mundial de dermatología veterinaria World Congress of Veterinary Dermatology WCVD6, que se celebrará a partir del próximo día 19 de noviembre en Hong Kong.

Fuente UAB