La dirofilariasis en los perros

José Valverde | 26/01/2014

En esta ocasión vamos a hablar sobre la dirofilariasis en los perros, una enfermedad que se debe tener muy en cuenta debido a que representa un grave peligro para la salud de nuestro compañero. Antes de continuar con el tema que nos ocupa es muy conveniente hojear los distintos problemas de salud en los perros.

 La dilofilariasis en los perros

Las causas de la dirofilariasis

La dirofilariasis es producida por un parásito que recibe el nombre de Dirofilaria immitis y que por norma general se aloja en el ventrículo derecho del corazón o en las arterias pulmonares.

Este parásito puede llegar a alcanzar largos de incluso más de 25 cm y vivir hasta siete años, tiempo en el que depositan una gran cantidad de pequeños gusanos, aunque hay que tener en cuenta que estos gusanos no llegarán a adultos debido a que no se han encontrado como huéspedes en los mosquitos. No obstante, los mismos serán los que pasarán de nuevo a los mosquitos para posteriormente infectar a otros perros en el futuro.

Esto significa que en la dirofilariasis se transmite a través de la picadura de un mosquito que previamente ha picado a otro perro infectado y que ha absorbido los pequeños gusanos. Eso sí, tras la absorción por parte del mosquito será necesario que transcurran dos semanas para que puedan pasar de forma efectiva al nuevo can.

Para el desarrollo de la enfermedad podemos hablar de un tiempo de hasta cuatro meses.

Los síntomas de la dirofilariasis

En cuanto a los síntomas depende de muchos factores como el tipo de infección, la localización y los daños que se haya podido producir a los órganos de nuestro compañero.

Uno de los más evidentes es que observaremos que tose de forma crónica, se encuentra más débil de lo normal, tiene un comportamiento bastante nervioso, pierde peso, etcétera.

Por ello, si observamos estos síntomas debemos proceder lo antes posible, ya que en el caso de no hacerlo nos estaremos enfrentando a una muerte segura.

La prevención de la dirofilariasis

Es importante que tengamos en cuenta que la medida preventiva más funcional es evitar que nuestras mascotas entren en contacto con los mosquitos, y para ello es conveniente hacer uso de todos los medios que estén a nuestra disposición. Como recomendación podemos utilizar cualquier producto repelente de mosquitos, como por ejemplo algún collar o alguna pipeta, nosotros recomendamos las pipetas advantix ya que además es efectivo contra la leishmania (leer artículo sobre la leishmaniosis).

El tratamiento de la dirofilariasis

Para realizar el tratamiento de la dirofilariasis primeramente se procede a evaluar la existencia de la enfermedad mediante un análisis de sangre.

Independientemente de si el resultado es positivo o negativo se procederá a realizar un tratamiento, aunque en cada caso será distinto.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *