Saltar al contenido

El Akita Americano

10/03/2013

En esta ocasión vamos a presentar al Akita Americano, un fantástico pero clasificado dentro de las ratas de perros grandes. El Akita Americano es también conocido como Gran Perro Japonés, y una de las características que más llama la atención es que entierra sus propias heces como hacen los gatos.

El Akita Americano

Origen del Akita Americano

El Akita Americano tiene los mismos orígenes que el Akita Inu, ya que procede de unos perros cazadores denominados Matagi Akitas que fueron utilizados como perros de pelea a partir del siglo XVII.

En la Segunda Guerra Mundial se cruzaron algunos Akita con pastores alemanes y se llevaron a Estados Unidos. Tiempo después estos Akita Americanos habían cambiado radicalmente y se diferenciaban por completo de los Akita japoneses.

Características del Akita Americano

El Akita Americano es un perro que cuenta con un carácter muy fuerte además de que es muy dominante y territorial. Por otra parte es muy inteligente y enérgico, además de que es bastante terco.

No obstante, en el caso de que se le eduque bien, se convierte en un perro muy leal, obediente, amistoso y, sobre todo, protector. No suele ladrar demasiado, y se comporta de forma tranquila y reservada además de equilibrada.

Con los niños se comporta de forma bastante paciente, aunque por norma general las hembras suelen llevarse mejor con ellos que los machos que tienden a enfadarse con mayor facilidad.

El Akita Americano cuenta con una altura a la cruz que puede alcanzar en el caso de los machos hasta los 71 cm. Las hembras suelen tener unos 5 cm menos.

Su estimación de vida oscila entre los 10 y los 15 años, y una de las características negativas que podemos encontrar es que no suele llevarse bien con otros perros que sean también dominantes, aunque con otros perros no dominantes suelen tener una relación sin problemas.

Cuenta con un coste de mantenimiento bastante elevado aunque contrasta con los pocos cuidados en cuanto arreglo se refiere.

Cuidados específicos del Akita Americano

Fundamentalmente tenemos que destacar uno de los cuidados específicos más importante en este caso, que es la educación del Akita Americano. Es muy importante comenzar educarlo desde muy pequeño, ya que en el momento en que se dé cuenta de que pueden morder comenzar a intentar dominar.

Por ello es importante que su dueño tenga seguridad en sí mismo y carácter, además de que se preocupe por realizar un entrenamiento coherente y basado fundamentalmente en el refuerzo positivo.

Otro de los puntos que deben de tenerse en cuenta es que en el caso de tener otras mascotas en casa deberemos acostumbrarlo a ellas desde muy pequeño.

También es importante que cuente con juguetes resistentes para mordisquearlos, ya que de lo contrario acabará destrozando todo lo que encuentre.

Enfermedades habituales del Akita Americano

El Akita Americano es un perro rústico cuyo principal problema que podemos encontrar es la displasia de cadera debido al gran tamaño que tiene.

Por otra parte también tenemos que destacar problemas muy frecuentes en especial cuando cumplen una edad avanzada como son el hipotiroidismo y la atrofia progresiva de retina.