Homenaje al perro callejero

Laura Lopez | 22/02/2010

Los perros callejeros recibieron un homenaje en la capital de Costa Rica, San José. El “Monumento al Zaguate” (como se le conoce localmente al perro mestizo), consiste en 6 esculturas diseñadas por un artista local. La iniciativa busca concienciar a los ciudadanos sobre el bienestar que merecen estos animales sin hogar.

El proyecto, impulsado por varias organizaciones incluyendo la WSPA, convirtió a Costa Rica en el décimo tercer país en el mundo en levantar un monumento a los perros de la calle. La revista Pets & Más, la Asociación Arca de Noé y la Municipalidad de San José fueron otros de los socios del proyecto.

“Promover el respeto y la tolerancia a los perros de la calle fue uno de los objetivos de este proyecto” –comentó la Doctora Mónica List, Gerente de Proyectos Veterinarios de la WSPA para México, Centroamérica y el Caribe, quien agregó además que es parte de un trabajo que busca crear mayor responsabilidad en el cuidado y atención de los animales.

El alcalde de la capital costarricense, Johnny Araya, formó parte de la celebración el martes 20 de octubre del 2009 y recordó la importancia de una vida armónica entre los seres humanos y los animales.

La población de perros callejeros en Costa Rica se calcula en un millón.

 Foto: Un hombre observa una de las esculturas que hacen parte del “Monumento al Zaguate” (nombre que se le da en Costa Rica a los perros sin pedigrí) en una calle de San José.

Promoviendo el bienestar animal

Para presentar al mundo la necesidad de promover el bienestar animal, la WSPA complementa el desarrollo de sus programas con actividades como ésta. La WSPA también está buscando una Declaración Universal sobre Bienestar Animal (DUBA) con la idea de poner este tema en la agenda política internacional.

Ideas como el “Monumento al Zaguate” llaman la atención a miles de peatones que cada día circulan por el bulevar en San José, donde el arte se convierte en vehículo para llevar un mensaje de auxilio para estos simpáticos canes que ocupan un lugar especial en el mundo.

Refiriéndose a las problemáticas en las que se ven involucrados los “zaguates”, la Doctora List dijo: “Es importante tomar en cuenta acciones como el uso de métodos de control de poblaciones callejeras, eficaces y sin crueldad, para evitarles el sufrimiento.”

Cada figura tiene una historia

El escultor costarricense Francisco Munguía, fue inspirado por la realidad de 6 perros callejeros (Bobi, Ewok, Tábata, Shampú, Pauleta y Oso) que fueron rescatados desde su hambruna y soledad para formar parte de familias dispuestas a brindarles cuidados y cariño necesarios. El “Monumento al Zaguate” refleja que los animales sienten y por ende, sufren las consecuencias de andar sueltos por las calles.

Las esculturas fueron elaboradas con acero sobre una base de concreto, y coloreadas con pintura automotriz para que soporten las condiciones climáticas.

*********************************************************************

San José.-  Los cerca de un millón de perros callejeros de Costa Rica tienen desde hoy una buena razón para mover sus colas, ya que en el centro de la capital fue inaugurado un monumento que rinde homenaje a su nobleza y simpatía, pero también envía un mensaje de auxilio.

 

Un hombre observa una de las esculturas que hacen parte del “Monumento al Zaguate” (nombre que se le da en Costa Rica a los perros sin pedigrí) en una calle de San José.

El “Monumento al Zaguate”, nombre que se le da en este país a los perros sin pedigrí, está situado en el bulevar de la avenida central, donde miles de peatones que diariamente circulan allí disfrutarán del colorido de las seis obras de metal que componen la exposición, pero además harán conciencia sobre la importancia de proteger a los animales.

El artista Francisco Munguía, autor de las obras, declaró a periodistas que con estas esculturas se invita “a valorar y amar más a nuestros ‘zaguates’, que son nuestro perro costarricense, los que abundan en nuestras casas”.

Agregó que también se invita “a la gente para que los castren, que no los envenenen, que no los abandonen y que no los atropellen”.

Munguía comentó que él y su esposa son activistas que protegen a los perros de las calles, los rescatan, les dan terapias, los alimentan y les brindan cuidados de salud.

“Un perro puede ser rescatado de la calle aunque sea horrible o le falte un ojo, puede ser un miembro de la familia y tener una buena calidad de vida”, expresó el artista.

Las seis esculturas, hechas con hierro negro y pintadas de colores llamativos, representan casos reales de perros callejeros que sufrieron amputaciones, lesiones o fueron maltratados.

Por ejemplo, la obra “Shampu” cuenta la historia de una perra que deambulaba por las calles con un gran nivel de estrés que provocó que se arrancara su cola a mordiscos, una reacción similar a cuando los humanos se comen las uñas.

Las otras cinco esculturas son “Pauleta”, que sufrió una fractura de cadera; “Tabata”, atropellada por un vehículo, por lo que perdió una pata; “Oso”, que pertenecía a un indigente y caminaba con una pata fracturada; “Bobby”, que tenía su nariz mutilada, y “Ewok”, decomisado en un local de ventas callejeras sin sus dientes.

“En Costa Rica ha crecido mucho el interés por el bienestar animal y el ‘zaguate’ tiene un lugar privilegiado porque hay muchas organizaciones que tienen como fin contrarrestar el serio problema de sobrepoblación”, dijo Munguía.

Según datos de organizaciones protectoras de animales, en este país existen al menos un millón de perros callejeros, que muchas veces son víctimas de atropellos de vehículos, envenenamientos y otros maltratos.

La exposición artística, que cuenta con el apoyo de algunas empresas, fue idea de la organización protectora de animales Arca de Noé y presentada hace algunos meses a la Municipalidad de San José, la cual le dio el aval para su instalación.

El alcalde de San José, Johnny Araya, declaró a periodistas que se trata de “una obra muy particular” acerca de una “figura folclórica” que además busca “humanizar la ciudad” y continuar promoviendo el arte en espacios públicos.

“Debemos tener una actitud distinta con los animales, especialmente los perros que son nuestros mejores amigos”, afirmó el alcalde, quien aseguró que obras similares solo existen en 13 países.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *