Saltar al contenido

La leucemia en los gatos

03/06/2013

Recientemente estuvimos hablando sobre el VIF, más conocido como el SIDA de los gatos, y en esta ocasión vamos a destacar otra de las enfermedades más preocupantes para nuestros amigos que es la leucemia felina. La leucemia en los gatos también es conocida como FeLV, y actúa al igual que la leucemia en los humanos, es decir, atacando las células sanguíneas.

leucemia felina

Los síntomas de la leucemia

Uno de los problemas que podemos encontrar a la hora de detectar la leucemia felina es que los síntomas pueden variar dependiendo de cada caso, y muchos de ellos se pueden asociar a otras enfermedades menos peligrosas.

No obstante, uno de los primeros síntomas que podemos detectar en estos casos es que nuestro compañero pierde el apetito y se le empiezan a apreciar distintas lesiones e infecciones tanto en la piel como en el aparato respiratorio.

Por otra parte también suelen padecer fiebre así como pérdida de peso, diarrea y en algunos casos incluso convulsiones.

La transmisión de la leucemia felina

Existen distintos medios de transmisión de la leucemia que pueden ser mediante la orina, la leche materna, mucosidades, heridas, saliva e incluso a través de las lágrimas.

Es por ello que hay que tener en cuenta que, por norma general, un gato padece leucemia debido a que ha sido contagiado por otro que ya estaba enfermo. Esto se suele producir cuando se asean entre ellos, cuando comparten la alimentación y en peleas donde llegan a herirse.

Pese a todo y lejos de lo que pueda parecer, es bastante difícil que llegue a transmitirse, puesto que en el caso de que el contacto no sea continuado será prácticamente imposible el contagio.

Cómo prevenir y tratar la leucemia

En principio existen vacunas que nos ayudan a prevenir la leucemia de nuestras mascotas, aunque lo cierto es que no son totalmente efectivas y pueden presentar graves efectos secundarios, por lo que lo más aconsejable es siempre tener la opinión de un veterinario.

Es por ello que en el caso de que entre un nuevo gato a casa, es primordial que consideremos la posibilidad de que tenga dicha enfermedad, para lo cual nuestro veterinario de confianza realizará una serie de pruebas.

El tratamiento de la leucemia felina

En el caso de que tengamos la desagradable noticia de que nuestro gato tiene leucemia, existen distintos tratamientos que aunque no llegan a solucionar la enfermedad, si pueden reducir las posibilidades de fallecimiento.

Esto significa que un gato con leucemia tiene el 50% de posibilidades de fallecer, mientras que si se aplica el tratamiento no sólo mejorará su calidad de vida sino que esta posibilidad se reducirá al 20%.