La parvovirosis canina o parvovirus

José Valverde | 17/04/2014

En el caso de que hayamos adoptado un nuevo perro, uno de los mejores consejos que podemos dar es que echéis un vistazo a la guía para los nuevos propietarios de perros y gatos, ya que de esta forma podremos evitar enfermedades importantes como es el caso de la parvovirosis o parvovirus, una dolencia que puede llegar a costar la vida a nuestro amigo.

La parvovirosis canina

La parvovirosis

La parvovirosis es una enfermedad que se produce por un virus conocido como parvovirus y que puede tener lugar a partir del mes y medio o dos meses de vida debido a que el cachorro pierde la inmunidad maternal.

No obstante y aunque suele ser más habitual que se produzca antes de cumplir el primer año, lo cierto es que también puede darse en perros adultos. Pese a ello, cuando el animal ha superado el año, generalmente ya se encuentra inmunizado ya sea porque lo vacunamos anteriormente o porque han conseguido vencer infecciones en períodos con una buena inmunidad.

El tiempo que tarda en desarrollarse la enfermedad es de unos cinco días.

Cómo se contagia la parvovirosis

En primer lugar debemos tener en cuenta que el parvovirus es muy resistente y tiene la capacidad no sólo de hacer frente a condiciones climatológicas adversas, sino que también puede vivir mucho tiempo fuera de los animales.

En cuanto al modo de contagio se produce por la existencia de este virus en la materia fecal de otros perros que hayan tenido esta infección previamente.

Por esa razón, una de las formas más interesantes para prevenir la parvovirosis (además de la vacunación) es evitando el contacto del cachorro con otros perros. Otra forma de prevenir esta enfermedad y que deberemos tener en cuenta en el caso de que tengamos varios perros en contacto con nuestro cachorro es mediante la desinfección utilizando hipoclorito de sodio, más conocido como lavandina.

El peligro de la parvovirosis

Es muy importante tener en cuenta que la parvovirosis es una enfermedad por la que nuestro pequeño compañero puede fallecer debido a que generalmente afecta al estómago y produce una gastroenteritis hemorrágica, llegando a producir necrosis.

Los síntomas de la parvovirosis

Los síntomas más frecuentes de la parvovirosis son la diarrea que generalmente aparecerá con sangre, deshidratación, vómitos, fiebre, un decaimiento generalizado, aspecto deprimido y pérdida de apetito.

Si vacunamos a nuestro cachorro no deberemos preocuparnos demasiado por la enfermedad, pero en el caso de que no lo hagamos es importante tener en cuenta que la mayor parte de las veces existe un gran riesgo de que nuestro compañero no consiga sobrevivir.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *