Saltar al contenido

La protectora de los horrores: La Guardia Civil hallo en el albergue de Torremolinos animales en contenedores de basura y en congeladores con cajas de comida

16/02/2011

Cadáveres de perros y gatos apilados en cuatro contenedores de basura, el cuerpo inerte de un gato en una jaula, un congelador en el que junto a los animales sacrificados había dos cajas con productos cárnicos (piezas de pollo) para alimentar a los que seguían vivos, un quirófano sin ningún tipo de medidas de aislamiento ni esterilización, la zona de hospitalización sin separación de la de cuarentena,… Ésa fue la estampa que se encontraron los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en la inspección que realizaron en el albergue de Parque Animal, la protectora de Torremolinos investigada por el supuesto sacrificio irregular de 2.230 perros y gatos con bajas dosis del medicamento letal para ahorrar costes, prolongando la agonía de los animales.

Así lo recoge el informe-denuncia que el Instituto Armado remitió al Ayuntamiento, un documento en el que también se indicaba que, dada la trascendencia social del caso y la gravedad de las acusaciones que se le imputan a sus responsables (maltrato animal, estafa, falsedad documental y apropiación indebida), el Consistorio debería proceder al cierre cautelar del recinto además de romper sus vinculaciones jurídicas con la entidad. Unas recomendaciones secundadas por el equipo de gobierno, que días después de recibir el expediente suspendió el contrato con la asociación para la recogida y guarda de los animales abandonados en la vía pública, además de abrirle un expediente sancionador por el que se ha fijado una multa de 15.000 euros y el precinto y clausura del albergue por seis meses, si bien ya ha sido recurrido por la asociación.

Paralelamente, la Junta tramita tres expedientes sancionadores con multas que podrían alcanzar los 300.000 euros, la más grave, a cargo de la Consejería de Medio Ambiente por la forma en que se supuestamente se deshacían de los animales muertos. Además, Gobernación tramita otro expediente por el presunto maltrato animal, y Agricultura y Pesca, por desempeñar actividades que no corresponden a unas instalaciones de este tipo.

En este sentido, cabe recordar que los perros y gatos recogidos en la calle están siendo trasladados a una residencia de Alhaurín, si bien en el albergue aún hay cerca de un centenar que fueron dejados allí por sus dueños. Los afectados se concentrarán el lunes a las 18.30 en la puerta del Ayuntamiento.

«Espeluznante»

El PSOE ha tenido acceso al citado informe de la Guardia Civil y, tras leerlo y ver las fotos que se adjuntan, no ha dudado en tachar de «espeluznante» el funcionamiento de la protectora. «Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, aunque no le gusten los animales, no puede más que sobrecogerse», reconoció el portavoz del grupo socialista, Juan Ortuño, quien añadió que el expediente del Seprona «pone de manifiesto que no han funcionado los controles municipales». En este mismo sentido se expresó el secretario general y candidato socialista a la Alcaldía, José Ortiz, quien se preguntó «cómo se han realizado las inspecciones que se han dado como válidas».

Antes las afirmaciones del equipo de gobierno del PP en la que aseguran haber actuado correctamente, los socialistas exigen que den explicaciones puesto que, a su juicio, «el grado de dejadez y omisión roza la complicidad», además de subrayar que la directora de Parque Animal «no puede estar ni un minuto más» como representante municipal en el consejo escolar de un colegio público, petición a la que también se ha sumado IU. Asimismo, reclaman que se le retire la concesión para la explotación de una caseta del recinto ferial que funciona a modo de bar.

Fuente: Alerta Digital