La torsión de estómago en los perros

José Valverde | 08/05/2013

Una de las enfermedades que más preocupa a los propietarios de perros englobados dentro de las razas grandes es la torsión de estómago, ya que es una enfermedad que en el caso de que no se trate a tiempo puede incluso llegar a causar la muerte de nuestro compañero. Los perros que tienen más predisposición para esta enfermedad son los que cuentan con un pecho profundo y son delgados, aunque en realidad cualquier perro puede llegar a encontrarse con este problema.

 torsión de estómago

Qué es la torsión de estómago

La torsión de estómago es una distensión que se produce en el estómago que puede llegar a ocasionar una torsión sobre sí mismo debido a que los ligamentos que lo sostienen no tienen la suficiente fuerza.

Esta situación hace que nuestro perro no consiga sacar el contenido que tiene dentro de su estómago por lo que cada vez va aumentando la presión además de que se interrumpe la circulación sanguínea del estómago.

Cómo podemos ver se trata de un problema muy serio.

Cómo saber si mi perro tiene torsión de estómago

La parte positiva es que la torsión de estómago es muy fácil de identificar porque veremos que el abdomen de nuestro perro se encuentra muy hinchado y duro, además, al golpearlo suena como un tambor.

Por otra parte podremos observar que el perro intenta vomitar pero no lo consigue, y tan sólo podemos ver que va saliendo saliva a modo de espuma por su boca. Por otra parte también vemos que eructa a menudo e incluso que sufre espasmos en la zona abdominal.

Prevención de la torsión de estómago

Lo cierto es que no existen medidas preventivas para evitar la torsión de estómago en especial debido a que todavía no se conocen realmente las causas que lo provocan. No obstante, siempre puede ser positivo evitar que el perro coma de una sola vez demasiada comida.

En caso de que sea necesario, procederemos a darle de comer varias veces al día.

Tampoco deberemos dar de comer al animal a última hora de la noche, además de que evitaremos los ejercicios físicos violentos durante las tres horas después de la comida así como en la hora anterior a la comida.

También es importante evitar que el perro beba demasiada agua de una vez.

Tratamiento de la torsión de estómago

Lo primero que debemos considerar es que en el caso de que presente los síntomas anteriormente descritos hay que actuar con rapidez, ya que cada minuto que pasa el problema se agrava, pudiendo llegar incluso a morir en unas tres horas.

En urgencias le colocarán un catéter intravenoso y le realizaran un lavado de estómago con el objetivo de bajar la presión. Seguidamente se procederá a operar.

Una vez que en nuestro compañero haya sido operado deberemos cuidarlo para evitar que existan complicaciones posteriores.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *