Las principales enfermedades de los conejos

José Valverde | 18/11/2014

Hoy vamos a preparar un artículo donde intentaremos que figuren algunas de las principales enfermedades de los conejos. Al tratarse de un concepto tan amplio, lo que haremos será preparar en esta ocasión el listado e iremos enlazando a otros artículos donde desarrollaremos cada una de las enfermedades con el objetivo de que podáis conocer todos los pormenores ya sean relacionados con el desarrollo de la enfermedad, las razones por las que se contraen, de los mejores modos de prevención, medicación e incluso los procesos médicos a los que nos vamos a tener que enfrentar con nuestro compañero.

Las principales enfermedades de los conejos

Mi conejo está enfermo

Un conejo es una mascota como puede ser un perro, un gato, etcétera, y es por ello que debemos mantener una serie de cuidados además de plantearnos sus vacunas y mantenimiento, higiene, etc.

Pero una de las mejores formas de estar preparados y concienciarnos acerca de los cuidados que debemos llevar a cabo con nuestros conejos es averiguando algunas de las principales enfermedades que pueden hacer que su salud merme o incluso poner su vida en riesgo.

Por esa razón es muy importante que siempre tengamos en cuenta analizar el estado de nuestro compañero, y en los casos en los que tengamos cualquier tipo de duda procederemos a dirigirnos a nuestro veterinario de confianza con el objetivo de analizar la posible existencia de una enfermedad.

Sin más por nuestra parte procedemos a crear el listado  donde incluimos las principales enfermedades de los conejos.

Listado con las principales enfermedades de los conejos

Giardiasis

Es una enfermedad que afecta a conejos de todas las edades aunque es más frecuente en los conejos jóvenes. Los síntomas son deshidratación, heces poco habituales, baja temperatura corporal, etcétera. Todo esto se debe a una infección intestinal.

En este caso existe cura aunque el sistema es mediante una actuación agresiva.

Conoce más acerca de la giardiasis en los conejos.

Mixomatosis

Otra enfermedad es la mixomatosis, la cual se produce a partir de un virus que generalmente se transmite mediante picaduras de mosquitos.

En cuanto a los síntomas podremos observar que su rostro se inflama, aparece conjuntivitis, se inflaman los genitales y poco a poco su cuerpo se va deformando.

Existe una vacuna que deberemos poner a nuestros conejos para evitar esta enfermedad, ya que en el caso de contagio existen muy pocas posibilidades de sacarlo adelante.

Conoce más acerca de la mixomatosis en los conejos.

Tiña

Otra enfermedad es la tiña, que es un hongo que se aloja en la piel de nuestro conejo y que se expande muy rápidamente. Su cura es bastante complicada y en cierto modo podríamos emparentarla con la sarna especialmente por los efectos secundarios que produce.

conejitos

Conoce más acerca de la tiña en los conejos.

Neumonía

Los síntomas de una neumonía son muy similares a los que ofrece la pastaurelosis, pero aunque aparentemente sean similares, lo cierto es que el pronóstico de curación de la neumonía es mucho más complejo.

La razón es debido a que se trata de una infección que puede complicarse considerablemente, creando alteraciones importantes así como fiebres, convulsiones e incluso hemorragias internas.

En este sentido también existe una vacuna que generalmente se pone una vez al año.

Conoce más acerca de la neumonía en los conejos.

Coccidiosis

Esta es otra de las enfermedades habituales que generalmente presentan síntomas como diarrea, sangre en las heces, deshidratación, pérdida de apetito, etcétera.

Se contagia al consumir alimentos que contengan excrementos de coccidio, por lo que es recomendable mantener siempre una buena higiene en este sentido y conocer la fuente de origen de dichos alimentos.

Una vez que el conejo se contagia se procederá a aplicar antibióticos, aunque generalmente es complicado llegar a tiempo.

Conoce más acerca de la coccidiosis en los conejos.

Pastaurelosis

La pastaurelosis es la enfermedad que vulgarmente conocemos como moquillo. Los síntomas más habituales son muy similares a los de un resfriado común, es decir, el conejo estornudará y presentará un exceso de mucosidades.

El problema de esta enfermedad es que puede provocar problemas respiratorios debido al exceso de mocos e incluso pus que se genera a partir de infecciones internas.

En el caso de no proceder el conejo morirá, pero si lo cogemos a tiempo no se trata de una enfermedad demasiado complicada.

Conoce más acerca de la pastaurelosis en los conejos.

Sarna

Otra enfermedad habitual en los conejos es la sarna, una enfermedad que no sólo causa picor sino que también puede desembocar en infecciones.

conejo

Esta enfermedad se produce por la entrada en la piel de ácaros que van depositando sus huevos, creando irritaciones, costras y secreciones.

El mayor peligro es cuando la sarna llega a cavidades como los ojos, nariz, boca, etcétera, aunque en general se trata de una enfermedad peligrosa que puede acabar causando problemas respiratorios o incluso muerte por inanición.

Aunque cuenta con un tratamiento bastante complicado, lo cierto es que en la actualidad disponemos de suficientes tratamientos para solucionar el problema los cuales generalmente se llevan a cabo por vía oral o mediante inyecciones.

Conoce más acerca de la sarna en los conejos.

Gusanera

Se trata de una enfermedad habitual en una amplia variedad de animales, y se produce en el momento en el que las moscas dejan sus larvas en heridas que se hayan podido producir en el cuerpo de nuestro conejo.

Dichas larvas se alimentan a través de esta herida y puede producir desde infecciones a ataques que desemboquen en muerte.

Conoce más acerca de la gusanera en los conejos.

Enterotoxemia

De esta enfermedad no se conoce claramente el origen, aunque se considera que puede aparecer a través de las malas condiciones tanto en la alimentación como en el entorno en el que se encuentra nuestro conejo.

Esta situación puede dar lugar a la aparición de una bacteria que libera una toxina en el intestino de nuestro compañero y que desemboca en la muerte.

La higiene es la mejor forma de prevenir este problema.

Conoce más acerca de la enterotoxemia en los conejos.

Golpe de calor

Otro aspecto importante que debemos considerar acerca del cuidado de nuestros conejos es evitar los golpes de calor, ya que generalmente están orientados para vivir en zonas con temperaturas bajas. Por ello, en el caso de que se exceda de los 30 °C existe un gran riesgo de que aparezca un golpe de calor.

Los síntomas son una clara fatiga, problemas respiratorios y enrojecimiento en la zona de las orejas.

La mejor forma de evitar problemas es prestando especial atención en los días de más calor, refrescando las orejas del animal con agua e incluso llegando a bañar al conejo, y si hay alguna duda acudiremos a nuestro veterinario de confianza.

En caso de no proceder de forma adecuada corremos el riesgo de que se produzca un paro cardíaco.

Conoce más acerca de los golpes de calor en los conejos.

Ingestión de bolas de pelo excesivas

Otro problema habitual es el hecho de que existe la posibilidad de que se generen demasiadas bolas de pelo, las cuales acaban ingiriendo de forma involuntaria, por lo que se acumulan en el estómago y pueden llegar a padecer obstrucciones importantes.

En cuanto a síntomas veremos que pierden el apetito y también pierden peso de forma anormal, a la vez que sus deposiciones serán cada vez menos frecuentes.

En el caso de que haya ingerido demasiadas bolas de pelo es importante que nos pongamos en contacto con nuestro veterinario de confianza.

conejos

Conoce más acerca de la ingestión de bolas de pelo excesivas en los conejos.

Malformaciones en los dientes

Las malformaciones en los dientes también puede ser la causa de aparición de problemas importantes. En algunos conejos se puede dar el hecho de que algunos de sus dientes crezcan en exceso, se produzcan malas alineaciones y en general que su mandíbula no cierre de forma correcta.

Muchas veces esto se deriva no sólo en una mala masticación, sino que los incisivos tienen problemas para crecer ya que lo impide el diente que se encuentra en el lugar opuesto.

Esto puede acabar dando problemas a la hora de ingerir alimentos, también puede provocar heridas importantes, una mala masticación como comentábamos antes y que desembocará en problemas estomacales e intestinales e incluso hay casos en los que tienen una excesiva dificultad a la hora de coger los alimentos.

En el caso de que nuestro conejo tenga los dientes excesivamente malformados o presenciemos heridas en su boca o problemas a la hora de masticar, lo que haremos será acudir a nuestro veterinario de confianza que procederá a limar dichos dientes, un proceso que deberá ser llevado a cabo de forma periódica.

Estas malformaciones se producen por herencia genética, es decir, se traspasa de padres a hijos, por lo que lo más aconsejable en estos casos es evitar que nuestro conejo se reproduzca, ya que su descendencia padecerá el mismo problema y lo único que estaremos haciendo es extender estas dificultades más allá de lo que debemos.

Conoce más acerca de las malformaciones en los dientes en los conejos.

Heridas en las patas

Para finalizar hablaremos de las pequeñas o no tan pequeñas heridas o llagas que se van produciendo en la zona de las patas. Estas heridas generalmente se producen en la zona de las almohadillas, y la razón fundamental suele deberse al mal estado del suelo que pisa de forma diaria.

En estos casos es esencial que cambiemos dicho suelo ya que de lo contrario puede llegar a aparecer una infección importante.

Debemos tener en cuenta que las heridas de este tipo tardan mucho en curar, además de que si hay un exceso de humedad o no procedemos a realizar curas adecuadas, las bacterias y los hongos se pueden alojar con mucha facilidad dando lugar a infecciones y problemas no sólo ya muy dolorosos sino que también puede acabar con la vida de nuestro compañero.

Conoce más acerca de las heridas en las patas en los conejos.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *