Las pulgas y los perros

José Valverde | 12/11/2013

Hoy vamos a hablar de las pulgas y los perros, un problema frecuente especialmente en algunas zonas.

 Las pulgas y los perros

Las pulgas y nuestras mascotas

Las pulgas son insectos de reducido tamaño que entran dentro del grupo de parásitos externos y cuyo sustento es la sangre de nuestros perros y gatos. Existen muchas variedades que dependen fundamentalmente de la zona donde se encuentre la plaga y el tipo de animal al que afectan.

Una de las características de las pulgas es que se reproducen muy rápidamente (cada hembra puede depositar en su vida hasta 600 huevos) además de que tiene la capacidad de desplazarse mediante saltos sorprendentes, alcanzando distancias de hasta más de 30 cm con un solo salto.

El problema de las pulgas

Las pulgas pueden afectar tanto a humanos como a perros, gatos y aves fundamentalmente.

Aunque en el principal inconveniente de las pulgas son las molestas picaduras, también existen riesgos importantes ya que tienen la capacidad de transmitir enfermedades e incluso pueden llegar a producir reacciones alérgicas a determinadas personas por el compuesto de su saliva.

Algunas de las enfermedades más graves que puede llegar a transmitir este insecto son la peste bubónica y el tifus, aunque en zonas no endémicas es muy raro encontrar un caso similar.

También pueden comportarse como huéspedes de tenias, ya que al ser ingeridas y en el caso de que la pulga se encuentre infectada, el animal tiene muchas posibilidades de desarrollar una tenia más adelante.

Hay que tener en cuenta que las pulgas tienen la capacidad de permanecer sin comer nada en absoluto hasta 18 meses, una de las razones por las que en un lugar donde ya ha habido pulgas previamente, si no se desinfecta correctamente, tiempo después pueden volver a aparecer.

Otras características importantes que debemos tener en cuenta en cuanto al problema que suponen las pulgas es que su picadura escuece mucho, razón por la cual algunos animales acaban lesionándose al rascarse.

Cómo combatir las pulgas

Por ello es verdaderamente importante que nos tomemos en serio el problema de las pulgas, y busquemos combatirlas por completo. Para ello existen distintos productos que nos pueden ser muy útiles como son collares, insecticidas, champús, polvos, pipetas, etcétera.

Es importante que en el caso de que exista una plaga de pulgas administremos el tratamiento adecuado a nuestras mascotas y procedamos a fumigar la zona con productos adecuados para evitar que los huevos puedan llegar a eclosionar en el futuro.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *