Los cuidados durante la muda de pelo de nuestro perro

José Valverde | 20/04/2013

Todos los que tenemos una mascota sabemos que cada cierto tiempo mudan el pelo, lo cual se puede convertir en un problema considerable dependiendo en especial de la raza de perro que tengamos. Seguidamente vamos a dar algunos consejos con el objetivo de que estas situaciones no se conviertan en un estrés diario.

Los cuidados durante la muda de pelo de nuestro perro

El cepillado de nuestro perro

Por supuesto, cuando nuestro perro va a mudar el pelo, lo primero que tenemos que hacer es tener muy en cuenta el cepillado de forma que podamos eliminar el máximo posible del exceso de pelo antes de que acabe repartido por toda la casa.

Por ello es importante acostumbrarlos a cepillarlos desde que son pequeños de forma que les resulte una experiencia agradable. No obstante, otro aspecto principal es no escatimar a la hora de comprar un cepillo adecuado para nuestro compañero, ya que se trata de una herramienta que nos va a durar muchos años, y cuanto mejor sea, mejores resultados nos dará y resultará mucho más agradable para nuestro perro.

Por norma general, los peines metálicos suelen ser muy útiles para casi todos los pelajes. También encontramos peines tenedor para las razas con pelo largo aunque si lo tienen muy enredado podemos hacerle daño. Otros productos interesantes son los guantes y similares.

Por otra parte, cuando cepillemos a nuestro perro deberemos realizar pasadas cortas ya que se trata de la mejor forma de poder recoger el máximo posible de pelo suelto. También es importante que busquemos penetrar al máximo dentro del pelaje, ya que de lo contrario puede quedar pelo suelto en su interior que irá cediendo poco a poco.

El cepillado se realizará en el sentido en el que crece el pelo, es decir, desde la parte de la cabeza hasta la cola.

Bañar a nuestra mascota

Aunque el cepillado es importante, también lo es programar baños regulares para nuestros perros. Uno de los aspectos más importantes durante el baño es conseguir deshacer todos los enredos del pelaje para que quede lo más suelto posible.

En el caso de que tenga el pelo excesivamente enredado es conveniente cepillar ligeramente antes de proceder al baño.

Por otra parte, bañar a nuestro perro antes de cepillarlo nos ayuda a conseguir un cepillado mucho más eficiente.

Pasar la aspiradora nuestro perro

Otra opción en especial para los perros más inquietos es pasarle la aspiradora. Para ello tendremos que comprar los accesorios adecuados en tiendas especializadas de animales.

También es importante que utilicemos una aspiradora que tenga poca potencia para que no resulte desagradable a nuestro amigo.

Con estos sencillos pasos veremos que conseguimos un fantástico resultado.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *