Saltar al contenido

Los masajes para gatos

01/03/2015

La fisiología y la anatomía de los animales puede ser comparada con la humana a la hora de aplicar una terapia de masajes a nuestras mascotas, simplemente habría que hacer alguna adaptación según el animal del que se trate. El masaje para gatos se puede utilizar como terapia y da estupendos resultados.

Se han realizado estudios al respecto y el comportamiento de nuestros gatitos puede cambiar favorablemente después de recibir algunas sesiones, incluso en casos extremos. Los masajes pueden paliar, e incluso curar, problemas físicos de los felinos y este alivio se transcribe en su conducta.

Masajes para gatos

Beneficios de los masajes para gatos

Para algunos, la idea de los masajes para animales, y en este caso de los masajes para gatos, puede parecer frívola pero, los beneficios son claros.

  • Fisiológicamente, los masajes para gatos estimulan los nervios, los músculos, el sistema circulatorio y el sistema linfático, aumentan el rango de movimiento, aumentan el suministro de oxígeno y nutrientes a las células, alivian los espasmos musculares y ayudan a expulsar compuestos tóxicos, tales como el ácido láctico, que causan dolor. Los masajes para gatos se han utilizado terapéuticamente para ayudar en la curación después de una lesión o alguna cirugía, aliviar la rigidez crónica y reducir la frecuencia cardíaca.
  • Pero a nivel psíquico también son muy interesantes, pues está demostrado que los masajes pueden reducir la secreción de las hormonas que causan el estrés y aliviar los síntomas de la ansiedad y la depresión en los humanos. Y en el caso de los animales, los científicos, los veterinarios y los entrenadores están de acuerdo en que la aplicación de los masajes estimulan la producción de endorfinas que van totalmente conectadas a los sentimientos de dolor, tristeza, miedo, alegría por lo tanto, el tacto y la presión de los masajes es un acceso directo a las emociones.

Cuando aplicar masajes para gatos

  • En algunas ocasiones, nuestras mascotas pueden sufrir trastornos físicos, bien por la edad o bien por algún accidente e igual que a las personas, los masajes pueden ser una buena terapia para aliviar sus molestias. Pero en las ocasiones que más se emplean los masajes para gatos es cuando existe algún trastorno de conducta.
  • Los animales que se encuentran en las protectoras o en los refugios y reciben masajes de forma sistemáticamente, son más sociables y cariñosos, se encuentran más tranquilos y alegres, provocan menos altercados, son menos asustadizos y desconfiados, casi se comportan como mascotas en su propia casa.
  • Si tu gato tiene algún problema de conducta te animamos a que pruebes esta técnica, pues seguro que te lo agradecerá cambiando su carácter.
  • Los masajes no tienen que estar impartidos por profesionales, nosotros mismos podemos hacer un masaje relajante (si no tienes conocimientos no hagas masajes de otro tipo) necesitamos sólo unos minutos diarios de contacto directo con nuestra mascota.
  • Estos masajes son ideales cuando los gatos son cachorros demasiado impulsivos y traviesos, o si tu gato es demasiado timado o miedoso.

Los masajes para gatos no son un lujo para nuestros animales, pueden llegar a ser una necesidad.