Los peligros que acechan a nuestro perro en la calle

José Valverde | 15/07/2013

Los peligros que se pueden encontrar nuestros perros en la calle son abundantes, aunque hay que destacar los accidentes con distintos tipos de vehículos, ya que son los más frecuentes. Por ello vamos a dar algunos consejos relacionados con los peligros a los que se pueden ver sometidos nuestros perros cuando van por la calle.

Los peligros que acechan a nuestro perro en la calle

Peligro de contraer enfermedades

En primer lugar debemos tener claro que en la calle es donde suelen haber más riesgos de contraer enfermedades por parte de nuestros compañeros que cuando se encuentran en casa. No obstante, hay que sacarlos a pasear por lo que será un riesgo que deberemos correr aunque siempre podemos tener en cuenta algunos consejos que nos pueden ayudar a prevenir el contagio de dichas enfermedades.

Lo primero que debemos tener muy en cuenta es evitar que nuestro perro entre en contacto con otros perros que puedan tener una apariencia enferma. No obstante, en estas situaciones podemos hablar con el propietario para ver si se trata de una enfermedad contagiosa o no.

También hay que llevar mucho cuidado con las zonas donde hay restos de basura o incluso vidrios o cualquier otro elemento lesivo que pueda dañar a nuestra mascota.

Peligro de accidentes

Por otra parte, existe la posibilidad de los accidentes que, como ya hemos comentado anteriormente, se trata del peligro más frecuente al que se ven sometidos nuestros perros.

Ya sean coches, motos, furgonetas o cualquier otro tipo de vehículo puede representar un serio riesgo para la vida y la salud de nuestro perro. Por ello, también debemos considerar algunas opciones interesantes que vamos a detallar a continuación.

En primer lugar, siempre que vayamos con nuestro perro por la calle deberemos llevarlo atado utilizando un collar y una correa adecuados de forma que lo tengamos siempre cerca de nosotros. Cuando lleguemos al parque o la zona acondicionada para ellos, podremos soltarlo pero sin dejar de vigilarlo.

También es muy aconsejable educarlos convenientemente para que cuando vayan por la calle no se desmadren ni se despisten especialmente a la hora de cruzar.

Finalmente, una opción que también podremos considerar es contratar un seguro para perros ya que cuesta muy poco dinero al año pero se trata de una importante ayuda ya sea en los casos en los que nuestro perro es el causante del accidente o incluso para llevar a cabo el tratamiento necesario para su pronta recuperación.

Si seguimos estos consejos podremos estar más tranquilos y evitar así innumerables accidentes que se producen cada día en nuestras carreteras.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *