Saltar al contenido

Los perros peligrosos

20/05/2014

A continuación vamos a analizar los conocidos como perros peligrosos, algo que en ocasiones ha llegado a preocupar considerablemente a la sociedad, aunque por norma general se ha sacado de contexto este tipo de situaciones.

Los perros peligrosos

Demasiados perros peligrosos…

Uno de los mayores errores que podemos cometer es partir de la idea de que los perros peligrosos abundan. Evidentemente, al igual que ocurre con cualquier otro animal e incluso con los seres humanos, podemos encontrar de todo y en todas partes, pero por norma general suelen tener un comportamiento bastante positivo y rara vez llegan a atacar sin ninguna razón justificada.

Recordemos que no hace demasiado hubo una especie de campaña a través de medios de información de supuesta reputación que hacía parecer que los perros se habían vuelto locos y estaban atacando por doquier en todas partes. En realidad se trata tan sólo de modas y de noticias amarillistas que ayudan a conseguir una mayor cantidad de visitas, mientras que, si tenemos en cuenta los millones y millones de perros que existen, el hecho de que recibamos la noticia de una agresión no significa que el porcentaje sea ni mucho menos alto.

Razas de perros peligrosos

Si bien es cierto que hay determinadas razas de perros que tienen un carácter más agresivo que otras, también lo es que muchas veces se confunden hasta el punto que muchas personas llegan a pensar que los Pit Bull, Rottweiler e inclusive los Doberman entre otros son agresivos de nacimiento, y que tarde o temprano acaban atacando. Desde aquí desmentimos rotundamente esta falsa creencia, ya que particularmente he tenido la suerte de tener varias razas de este estilo y ni en un solo momento han tenido un comportamiento agresivo, ni siendo jóvenes, ni a mediana edad, ni una vez que envejecen.

El problema muchas veces estriba en que hay desalmados que entrenan a este tipo de animales para atacar, dada su fuerza física y su carácter, lo cual ha acabado engordando estadísticas y los ha colocado como perros peligrosos cuando en absoluto lo son.

También ocurre que muchas veces un perro puede atacar a un niño (quizás el tipo de ataque más habitual) debido a que el pequeño no ha parado de molestarlo o introducirse en su espacio de seguridad; no es para nadie nada nuevo el ver en un parque cómo un pequeño no para estirar del rabo a un perro mientras la madre no se preocupa en absoluto por la situación.

Razones por las que son considerados perros peligrosos

En realidad, estos perros son considerados peligrosos muchas veces debido a su tamaño, capacidad de ataque y fuerza, aunque lo cierto es que en agresividad, muchas veces incluso un chihuahua puede llegar a ser mucho más agresivo.