Saltar al contenido

Paris Hilton, sus Chihuahuas y perros de otros famosos

13/03/2012

La excentricidad de los famosos no tiene límites y muchos ofrecen a sus mascotas una vida repleta de lujos. Tener un animal de compañía se ha convertido en una de las última modas, impulsada en gran parte por Paris Hilton y sus chihuahuas. Unos de ellos, llamado ‘Tinkerbell‘, llegó a tener su propio diario en Internet y era el preferido de la millonaria. Como engordó unos gramos, Paris decidió que su privilegiado puesto fuera ocupado por ‘Bambi‘, su otro chihuahua.

paris-hilton-chihuahua-

Joyas caras o tratamientos en lujosos salones de belleza son sólo algunas de las excentricidades más comunes entre los famosos, afanados en transferir su pasión por la belleza a sus mascotas. Por ejemplo, el perro ‘Bit Bit’ de Britney Spears que ha lucido en más de una ocasión un collar de Swarosky con incrustaciones de diamantes valoradas en 100.000 dólares.

Entre los más coquetos están los perros ‘Foxxy‘, ‘Cleopatra‘ y ‘Honeychild‘ de la diseñadora Nicole Richie, que todas las semanas eran sometidos a exclusivas sesiones de pedicuría canina. Y, sin duda, el perro maltés de Puff Daddy, ‘Sophia‘, a la que cada mes le embellecen las uñas y le hacen un corte de pelo especial que la rejuvenece.

Al margen de las excentricidades, los famosos ponen gran interés en la salud y alimentación de sus famosos. Así, la actriz Halle Berry alimenta a sus gatos exclusivamente con boquerones, o Nicolette Sheridan, que sólo da a sus perros hortalizas y carne cruda. También era conocida la preocupación de George Clooney por la dieta de su cerdo vietnamita ‘Max‘, que murió hace unos años, y al que sometió a un riguroso régimen bajo supervisión veterinaria y a un programa especial de entrenamiento para que perdiese los quilos de más.

Por si fuera poco, los famosos tampoco descuidan la salud espiritual de sus queridas mascotas. El perro labrador de Jim Carrey liberaba estrés con una masajista experta en terapias caninas, mientras que Hillary Swank buscaba ayuda en un comunicador telepático para entender mejor a su nuevo perro.

Además, muchas de las mascotas acompañan a sus dueños en los eventos más glamurosos o en sus viajes, como el perro terrier de la cantante Mariah Carey, que vuela habitualmente en primera clase. O de nuevo Paris Hilton que acostumbra a llevarlos en sus caros bolsos. Una moda en la que perros y gatos van perdiendo terreno frente a otras especies más exóticas: cerdos, hurones o monos.

El más destacado en esta categoría es el fallecido Michael Jackson que en su rancho de Neverland tenía jirafas, elefantes, serpientes, orangutanes, tigres y un cocodrilo. O el fundador de la revista Playboy, Hugh Hefner, que tiene en sus extensos jardines, pavos reales, monos araña y conejos de todo tipo. Y la actriz Salma Hayek que tiene una pareja de simios, llamados ‘Carolina’ y ‘Mariachi’.

También llama la atención los dos tigres que el boxeador Mike Tyson tenía en su casa, al igual que Hilton que se encaprichó con otro gran felino que bautizó como ‘London’. Así y todo, la moda se desató con los perros de pequeño tamaño, fáciles de llevar a cualquier evento. Pamela Anderson se compró un chihuahua como Paris mientras que el duro rapero Puff Daddy no tiene reparos en llevar a todos sitios a su mascota en brazos. Richie, Adrien Brody o Paulina Rubio no van a ninguna lugar sin sus mascotas.

Famosos y mascotas, una combinación de moda, donde dar rienda suelta al lujo y la excentricidad.

Fuente: teinteresa

Publicado por Cuida Tus Mascotas