Bulldog Frances

Todo lo que hay que saber sobre el Bulldog Francés.||En esta ocasión analizaremos algunas de las principales características del bulldog francés y sobre todo nos vamos a centrar en su comportamiento, ya que muchas veces las habladurías hacen pensar que se trata de una raza agresiva cuando en realidad es sin duda uno de los mejores compañeros que podemos tener a nuestro lado.

Principales características del bulldog francés y su comportamiento

El origen del bulldog francés

Comencemos por sus orígenes, y es que el bulldog francés nace en el año 1860 en Francia debido a que diversos criadores decidieron mezclar bulldogs originarios de Gran Bretaña con terriers franceses.

No obstante existen otras teorías como que en lugar de utilizar el bulldog de Gran Bretaña fue utilizado el dogo de Burgos, aunque este aspecto todavía no ha sido demostrado.

Sin embargo todavía faltaría tiempo para qué esta nueva raza fuese considerada como tal, y lo más curioso de todo es que esto no se llevaría a cabo precisamente en Francia, sino que el bulldog francés fue reconocido como raza por primera vez en Estados Unidos.

En un principio, la intención de crear esta nueva raza era conseguir un perro ágil y fuerte de reducidas dimensiones con el objetivo de que pudiese meterse por lugares recónditos para capturar algunas plagas animales como pueden ser las ratas y los ratones. Sin embargo poco a poco fue ganando adeptos y acabó convirtiéndose en un compañero fiel que además se puso de moda en Francia especialmente entre las clases medias.

Poco a poco fue demostrando sus aptitudes y pasó a generalizarse su adopción por parte no sólo de todas las clases sociales sino también en gran parte de todo el mundo.

Características del bulldog francés

En cuanto a sus características físicas podemos destacar la anchura y profundidad de su hocico, presentando una mandíbula alta y unos ojos redondos. Sus orejas son pequeñas y puntiagudas con una base bastante ancha y terminando en punta.

Principales características del bulldog francés y su comportamiento b

Cuenta con un pelaje corto y liso con numerosos pliegues especialmente en la zona de cabeza y cuello.

En cuanto a su altura adulta oscila entre los 30 y 32 cm, alcanzando un peso que generalmente no supera los 13 kg. Su esperanza de vida es de alrededor de 12 años.

El comportamiento del bulldog francés

La apariencia del bulldog francés muchas veces lleva a confusión, y es que estamos hablando de un perro de dimensiones reducidas pero con una fuerte musculatura y a menudo con un semblante desafiante. Sin embargo el hábito no hace al monje, y lo cierto es que el bulldog francés puede ser sin duda uno de los compañeros más dulces que podemos imaginar.

Apenas requiere cuidados y es muy juguetón, por lo que precisa de una buena atención, lo que lo convierte en una fantástica compañía para los más pequeños de la casa. Siempre tiene mucha energía y derrocha entusiasmo, a la vez que se lleva a la perfección con otros animales que tengamos en casa.

También tiene una fantástica relación con otros perros y en general se suele llevar muy bien con el humano, aunque en este sentido es muy importante tener en cuenta que la educación es esencial, ya que también hablamos de un animal con instinto de líder, por lo que es primordial que aprenda cuál es su lugar dentro de la familia.

En este sentido deben ser tratados con autoridad y firmeza, a la vez que demostrar que nosotros somos los líderes de la manada. También es importante que le prestemos la suficiente atención, jugamos con él y le regañemos cuando se porta mal, ya que de lo contrario puede irritarse con facilidad y acabar intentando ocupar un rol dominante que no le pertenece.

Si cumplimos con estas premisas, lo cierto es que resulta bastante fácil a la hora de educarlo, aunque como ocurre con cualquier otra raza de perro es esencial que tengamos paciencia y seamos constantes.