¿Porque es tan importante el conejo?

Laura Lopez | 24/03/2011

El conejo es una de las llamadas especies claves o esenciales de la cadena trófica de la fauna ibérica, de modo que se ha estimado que en mayor o menor medida dependen de él unas cuarenta especies, por lo que se ha considerado a este animal como una especie básica en la dieta del conjunto de las especies que integran la fauna del bosque mediterráneo, lo que supone que su desaparición o disminución puede afectar directa o indirectamente a las especies que dependen de él como alimento. Aun cuando el caso más llamativo es el del lince no debemos descartar el hecho de qué el conejo ha constituido entre el 80% y el 95% de la dieta ibérica desde el Paleolítico hasta la edad del Bronce.

extincion del lince por el conejo

Es evidente, dado estos datos entender que la disminución de el conejo en los montes es directamente proporcional a la desaparición de otras especies y por lo cual salvaguardar el conejo significa mantener y salvaguardar la biodiversidad.

¿ES LA ÚNICA RAZÓN?

Pues no, su importancia radica en otros aspectos además de constituir una de de las claves de la dieta de los depredadores como su influencia sobre la comunidad vegetal a través del pastoreo, en su eficacia como dispersor de semillas, y en la importancia de sus madrigueras y letrinas para otras especies y procesos.

Los conejos, a través del pastoreo, alteran la arquitectura de algunas especies arbustivas y facilitan el mantenimiento de las zonas de matorral abierto que, de otro modo, tenderían a cerrarse de manera natural, promoviendo zonas donde se intercalan áreas abiertas (pastizales fundamentalmente) y de matorral, hábitat preferido de los propios conejos, pues les proporciona al mismo tiempo áreas de alimentación y refugio. Y favoreciendo la creación de ecotonos, hábitat óptimo de varias especies de micromamíferos, que se verían, por consiguiente, indirectamente beneficiadas por las actividades del lagomorfo. Del mismo modo, diversos depredadores, que encuentran su hábitat idóneo en el matorral abierto, también se podrían beneficiar de la capacidad del conejo para modelar el hábitat.

El conejo es capaz de dispersar las semillas de gran variedad de plantas, incluyendo especies herbáceas, arbustivas e incluso arbóreas, pudiendo dispersar semillas de cerca de 75 especies vegetales pertenecientes a más de 20 familias.
Los conejos tienden a depositar grandes cantidades de excrementos en letrinas (a veces más de 1000 excrementos por letrina), que tienen normalmente una función social y que pueden ser usadas durante muchos años. Los excrementos de conejo tienen concentraciones de nitrógeno y fósforo comparables a las del ganado,afectando considerablemente en la fertilidad del suelo y el crecimiento de la vegetación.

Junto a su importancia para la vegetación, las letrinas también suponen una fuente de alimento importante para muchas especies de invertebrados coprófagos. Por ejemplo, escarabajos mediterráneos y la disponibilidad y abundancia de estos excrementos parece estar entre los factores más determinantes en la diversificación evolutiva y el alto número de endemismos de escarabajos coprófagos ibéricos. Además, algunas de estas especies muestran adaptaciones anatómicas en sus mandíbulas, como dentículos prominentes y molares bien desarrollados, que aparentemente facilitan la explotación de la fibra de los excrementos de conejo.

Otra función importante son las de las las madrigueras de conejo pueden constituir un elemento importante de los paisajes mediterráneos. La actividad excavadora de los conejos puede ser tan notable que incluso algunos de los grandes clásicos griegos y romanos sugirieron que pudo causar en la antigüedad el hundimiento de las edificaciones de algunos pueblos de las Islas Baleares (ver García y Bellido, 1988). Aunque en la Península Ibérica se desconoce la proporción de terreno removido por los conejos, ésta debe ser importante en lugares donde el lagomorfo es abundante, ya que trabajos realizados en Australia han estimado que los conejos pueden llegar a remover más de 63 m3 por cada hectárea.

Por definición, la eliminación o declive de una especie clave de un ecosistema tiene consecuencias más graves que si se elimina cualquier otra especie. Desde principios del siglo XX, las poblaciones de conejo han sufrido una merma generalizada, principalmente como consecuencia de la pérdida de hábitat óptimo y de la aparición de dos enfermedades de carácter vírico, la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica del conejo. Algunos autores han estimado dicho declive en más del 70 % entre 1973 y 1993. En este sentido,el declive del conejo ha afectado profundamente a diversas especies y procesos del ecosistema mediterráneo de la Península Ibérica.

Por ejemplo, está ampliamente constatado que la disminución de esta presa ha afectado al éxito reproductivo de algunos depredadores. El declive del conejo debe estar afectando también a otros muchos aspectos menos estudiados del ecosistema mediterráneo, como la disponibilidad de refugios para invertebrados, lagartijas, mamíferos etc, al ciclo de nutrientes, a la diversidad de especies vegetales y a la abundancia de escarabajos endémicos especialistas en los excrementos de conejo. El hecho de que la disminución del conejo haya afectado a otras especies y procesos del ecosistema parece indicar que su importancia es excepcional en relación a la del resto de las especies.

Autora: Deranira (www.mundoconejo.es)

Publicado por Cuida Tus Mascotas

Comentario en “¿Porque es tan importante el conejo?

  1. jhour zuluaga
    10/11/2011 at 11:14 pm

    buenisima la pagina web… =)

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *