Razones por las que los gatos se escapan

José Valverde | 02/05/2014

Hoy vamos a hablar acerca de las razones por las que los gatos se escapan, algo muy frecuente y que a menudo llena de dudas especialmente a los propietarios con menos experiencia.

Razones por las que los gatos se escapan

Por qué mis gatos se escapan

En principio hay tres razones principales por la que los gatos se escapan.

El instinto de caza

En primer lugar, una de las principales razones por las que los gatos se escapan de la zona que hemos delimitado o incluso de nuestro hogar se debe a su instinto natural basado en la necesidad de buscar presas para cazarlas.

En este sentido nos podemos encontrar gatos de todo tipo, es decir, aquellos que se escapan a menudo, otros que tan sólo lo hacen en momentos esporádicos, y en tercer lugar los gatos más caseros que por norma general nunca salen de su zona.

Lo cierto es que aunque tengan todo el alimento siempre disponible, este instinto les hace explorar nuevas zonas y así satisfacer sus deseos y necesidades.

Aumentar su territorio

Como segunda razón encontramos la necesidad de los gatos por aumentar su territorio. Se trata de un animal bastante independiente y muy territorial, por lo que en el momento en el que considera que su territorio ya está asegurado, su instinto le llevará a conquistar una superficie mayor.

Otra de las razones se debe a su curiosidad y la necesidad por averiguar qué es lo que rodea su entorno.

La reproducción y vida sexual

Finalmente, una de las principales razones por la que los gatos se escapan es durante los períodos de actividad sexual. Esto es el más frecuente en primavera, verano y otoño.

Por ello, una hembra permanecerá normalmente en celo hasta ser fecundada, estableciendo periodos de descanso de aproximadamente dos semanas.

Cómo evitar que los gatos se escapen

Por ello, para evitar este tipo de circunstancias atacaremos directamente a sus necesidades. Por ejemplo, deberemos asegurarnos de que disponga de todo lo necesario en su entorno, ya sea para poder satisfacer sus necesidades biológicas e incluso para poder entretenerse y jugar.

Si establecemos horarios concretos para las comidas, el gato se acostumbrará y será más difícil que se escape. Otro medio interesante puede ser recurrir a la castración o la esterilización.

No obstante debemos recordar que pese a que llevemos a cabo estos procesos, los gatos siguen manteniendo su instinto, por lo que no es extraño que mantengan también su costumbre de escapar.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *