Seis imputados por robar un perro y falsificar certificados veterinarios

Laura Lopez | 11/03/2011

veterinarioZaragoza, 1 mar (EFE).- El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Zaragoza ha imputado a tres personas por apropiación indebida de un perro y ha esclarecido un delito de falsedad documental en certificados veterinarios con otros tres imputados Los hechos se remontan al 26 de noviembre de 2010 cuando fue sustraído en el jardín de una vivienda en Pinseque un perro de la raza Yorkshire y su propietario presentó la correspondiente denuncia ante la Policía Local del municipio, ha informado la Guardia Civil de Zaragoza.

Posteriormente, el pasado día 20 de enero, el Seprona tuvo conocimiento de que dos personas se presentaron en una clínica veterinaria de un barrio de esta capital con un perro de esta raza, manifestando la mujer que le había sido donado y que carecía de microchip, e interesándose por los trámites a seguir para formalizar la propiedad del animal.

En el desarrollo de estas investigaciones, los miembros del Seprona tuvieron conocimiento de que dicho perro sí que tenía colocado un microchip y que su número coincidía con el del animal sustraído en Pinseque.

Realizadas las gestiones oportunas, se localizó en Pedrola a B.

U. M., mujer, natural de dicha localidad, de 49 años, que tenía en su poder dos perros, uno de la raza Yorkshire al que no se le detectó microchip y presentaba un corte en la parte superior del cuello.

Trasladado por la Guardia Civil este perro ante los servicios veterinarios para su reconocimiento, certificaron que el corte que presentaba el animal en el cuello podía deberse a que se le hubiera sido quitado el microchip que portaba, a la vez que se identificaba a dicho animal como el reconocido facultativamente días antes, en su presentación por B.U.M.

Por ello, el día 31 de enero se procedió a la imputación de B.U.M., como presunta autora de un delito de apropiación indebida.

La Guardia Civil considera que la mujer, aún a sabiendas de que el perro era sustraído, decidió quedarse con el mismo y pudo disponer que se le quitase el microchip que portaba.

El día 1 de febrero fue localizado el acompañante de la imputada, F.C.T., de 27 años, natural de Zaragoza, en la visita veterinaria llevada a cabo, al que la Guardia Civil también imputó por delito de apropiación indebida.

En relación con estos hechos, miembros del Seprona visitaron e inspeccionaron una finca en Pedrola, propiedad de un vecino de la misma, de 53 años, quien, según la Guardia Civil, facilitó, con lucro, a B.U.M. el perro, a sabiendas que el mismo había sido sustraído, por lo que se le imputa un delito de receptación.

Como resultado de la inspección, se localizaron en dicha finca un total de 26 perros y dos yeguas.

Los miembros del Seprona comprobaron que, de ellos, cinco perros y una yegua carecían del correspondiente microchip que los identificase y acreditase su propiedad.

A su vez, se detectaron irregularidades en parte de la documentación y falsedad documental en certificados veterinarios presentados, consistente en la expedición de pasaporte sanitario sin cotejarse con la documentación del microchip del perro, así como que la cartilla sanitaria presentaba una etiqueta identificativa que correspondía a otro animal.

El Seprona ha formulado 40 denuncias por infracciones, que se han tramitado al departamento competente del Gobierno de la Comunidad Autónoma.

Asimismo se le ha imputado al propietario de la finca un delito de falsificación documental, en el que también están implicados e imputados por la Guardia Civil dos profesionales de la sanidad animal colegiados en Zaragoza. EFE

 

Fuente: abc.es

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *