Saltar al contenido

Solucionar el mal aliento (Halitosis) del perro

29/01/2013
Solucionar el mal aliento (Halitosis) del perro

El mal aliento o halitosis de nuestro perro puede deberse fundamentalmente a dos causas principales. En primer lugar encontramos que los restos de comida se queden demasiado tiempo en la boca, y por el otro que puede tener problemas estomacales, exceso de sarro, caries y otros problemas similares. Seguidamente vamos a dar algunos consejos para conseguir solucionar el mal aliento de nuestro perro.

Solucionar el mal aliento (Halitosis) del perro

Cepillar a menudo los dientes

Sin duda la mejor forma de evitar la Halitosis es cepillando los dientes de nuestro perro con regularidad. En el caso de que no se deje, podemos optar por frotar la superficie exterior de los dientes utilizando nuestro propio dedo untado con un poco de caldo de carne o comida en conserva. No será tan eficiente pero al menos estará mejor.

Utilizar pasta de dientes

Podemos utilizar pasta de dientes, pero deberá ser especialmente diseñada para los perros. No podemos utilizar la pasta de consumo humano debido a que contiene algunos productos químicos que dañan el estómago del perro, ya que no sabe escupir como lo hacemos los humanos, y por lo tanto acaba tragándoselo todo.

Podéis adquirir un pack para el cepillado que incluye la pasta de dientes, el cepillo y unos dediles que facilitan la limpieza al introducir nuestro dedo en su boca con este sencillo dedil

Hilo dental adaptado

Existen juguetes que pueden morder como son las cuerdas que, gracias a contar con filamentos actúan como un hilo dental.

Darle alimentos crujientes

Es raro que un perro rechace la comida, y sin duda los alimentos crujientes pueden actuar como cepillos de dientes dentro de la boca, ya que permiten limpiar y eliminar los restos que hayan podido quedar.

De entre los alimentos que se pueden recomendar, quizás los más interesantes sean las zanahorias y las manzanas.

Alimentos especiales

Existen algunos productos alimenticios para nuestros perros destinados a limpiar sus dientes. Un buen ejemplo es el Science Diet T/D. Al tener una textura fibrosa, conforme van masticando estos alimentos, los mismos van eliminando todo el sarro.

Evitar los alimentos pegajosos

Los alimentos más viscosos como es el caso de la mantequilla, el hígado y similares pueden hacer que al ser ingeridos, muchos restos queden durante bastante tiempo en los dientes del animal, empeorando su aliento y motivando la aparición de caries, encías inflamadas, etc.

No utilizar pulverizadores

Existen algunos productos a la venta como es el caso de los comprimidos de clorofila y otros cuyo objetivo es el de eliminar el mal aliento de nuestro perro.

Por supuesto no vamos a decir que no huelan bien, pero el problema es que lo hará tan sólo durante un tiempo limitado, y lo que nosotros recomendamos es atacar el problema de raíz.

No obstante, el uso ocasional de estos productos no tiene ningún inconveniente.